2ª Corintios 5:17

 

¿Te gusta la historia que estás escribiendo de tu vida?

 

Constantemente te dices:

 

“quiero cambiar”

“no quiero ser igual”

“quiero ser diferente”

“no estoy conforme”

“no estoy a gusto”

“¡quiero ser feliz!”

 

¡Por dónde empezar o por quién empezar?

Nunca es tarde, si estás vivo.

 

“Cuando era joven y libre, mi imaginación no tenía límites y soñaba con cambiar el mundo. Al crecer, llegué a la conclusión de que el mundo no cambiaría, por lo que acoté mi visión y decidí transformar tan sólo a mi país. Pero éste también parecía inamovible. Luego, ya en el crepúsculo de  mi vida, me conformé, en un último intento desesperado, con cambiar a los miembros de mi familia, pero…¡ay!, no lo hicieron en absoluto.

 

Y ahora, acostado en mi lecho de muerte, de pronto comprendí: si tan sólo hubiera cambiado yo primero, entonces, mi ejemplo habría cambiado a mi familia. Con la inspiración y el ánimo de  mi familia, hubiera sido capaz de mejorar mi país y, quién sabe, quizá hasta hubiera podido cambiar el mundo.”[i]

 

Palabras escritas en la lápida de un obispo anglicano,

sepultado en la abadía de Westminster,

cuya vida transcurrió en el siglo XII

 

Si quieres encontrar el verdadero propósito de tu vida es necesario que te acerques a Dios. Él sabe bien para qué estás aquí y te tiene un plan maravilloso. Él declara que lo mejor de tu vida todavía no sucede pero si quieres cambiar tú historia, si quieres crecer, es necesario que dejes de hacer lo que has estado haciendo durante demasiado tiempo. Decide hoy empezar a caminar con Dios y dile “yo quiero cambiar”.

 

Oración para hoy:

Padre, quiero conocer el poder de tu gloria y tu presencia, dame de tu Espíritu 


[i](Maxwell, John C., 1947. P.p. 50) – Lograr resultados día a día: 10 llaves para alcanzar tus sueños / John C. Maxwell; tr. María Nazareth Ferreira Alves. – México: V&R Editoras, 2009