La pluma del Director

Administra tu negocio

Es innegable que la pandemia paralizo la economía de muchos negocios y afecto directamente a las ventas de miles de empresas en todo el mundo. Las estadísticas y la ruda realidad golpearon sectores inimaginables y parece que cayó una lápida de pesimismo ante el manejo de la pandemia en nuestro país; sin embargo, como hijos de Dios tenemos claros ejemplos en el manejo de las crisis y enfrentar los tiempos turbulentos. Te daré unos consejos prácticos que puedes usar en la administración de tu negocio en estos tiempos extraordinarios.

1.    Enfrenta la realidad con valentía, humildad y seguridad

La responsabilidad de todo líder es enfrentar la realidad, implementar una estrategia y actuar con seguridad en medio de toda crisis. No podemos quedarnos a que las cosas mejoren, un gran administrador genera el cambio. Por eso necesitamos valentía para tomar decisiones, ese es uno de nuestros privilegios al igual que la responsabilidad que todo líder tiene que enfrentar y preguntarnos: ¿Qué vamos hacer ahora?; para eso necesitamos un plan y una estrategia para llevarlo a cabo. Considera que la estrategia nos tiene que hacer creativos e innovar para administrar nuestro negocio para generar ganancias. 

 

En una ocasión en una de las empresas que administraba mi padre, tenían una sobreproducción de productos, ya que estaban experimentando una crisis en el sector de la construcción debido a una crisis económica que atravesaba el país, sin embargo mi padre hizo a los empleados cargar la camioneta con producto y les dio instrucciones para ofrecerlo a los lugares donde vieran construcción en la ciudad. Eso fue algo totalmente revolucionario ya que sucedió hace más de 40 años, como el líder de la empresa no se conformó a que se resolviera la entrada de efectivo a través del módulo de atención tradicional de la empresa, y los resultados fueron evidentes; los empleados regresaron con la camioneta vacía y con el dinero producto de la venta de los productos, eso les llevó a tener nuevos clientes, a estimular a los empleados participando en la solución y desarrollar un nuevo sistema de ventas. Siempre que mi padre dirigió la empresa hubo ganancias, porque no dependía de las circunstancias, depende del liderazgo. 

Todo se levanta o se cae a través del liderazgo. Los líderes están para dirigir, por eso es importante la administración eficaz. ¿Qué decisiones tienes que tomar para darle certeza a tu negocio y tu equipo de trabajo para generar ganancias en este tiempo? 

 

2.    Hazte visible y localizable a través de la tecnología y las redes sociales

La pandemia nos metió al distanciamiento social pero incremento la interacción a través de la tecnología y las redes sociales, podemos resumir que es la nueva realidad de un mundo online y offline, y esta ola ya no volverá atrás, ya existía, pero se ha vuelto tan necesaria para las ventas y los negocios. 

 

Te recomiendo que tengas una Fanpage en Facebook o Instagram con tus productos y servicios, hacerlo es totalmente gratis, así podrás ser localizable e interactuar directamente con clientes y cerrar ventas, ahora puedes vender tus productos las 24 horas del día. A tan solo tres meses de pandemia el año pasado, 5 de cada 10 empresas en México están duplicando su crecimiento en internet, y 2 de cada 10 registran incrementos al 300% en el volumen de negocios de venta online, esto de acuerdo con el Reporte sobre el Impacto del Covid-19 en Venta Online elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO). Las ventas online en tiempos de pandemia son una necesidad, ya que las empresas, las marcas y los hábitos de consumo se han modificado a través de la tecnología y las redes sociales.

Algo muy curioso que trajo la pandemia fue la lejanía de las personas, pero la necesidad de acercarse e interactuar digitalmente aumento exponencialmente. 

 

Yo lo experimente con mi propia familia; uno de nuestros restaurantes favoritos estuvo cerrado por causa de la pandemia por meses, pero ellos no se limitaron a eso, en su  página de Facebook dieron a conocer su entrega a domicilio, algo totalmente novedoso para ellos, solo había que pagar el costo adicional del envió que prácticamente era mucho menor a la propina que dejábamos presencialmente. Los clientes se alejaron del restaurante, pero ellos se acercaron a la gente a través de la tecnología. Que tan común es pedir ahora comida a domicilio, medicina o mandados a través de un taxi o un servicio de entrega. Posiblemente no tienen las mismas ventas, pero no han despedido personal ni cerrado las puertas. 

 

3.    Cumple lo que prometes

La construcción de tu marca se resume en lo que la gente piensa, dice y opina de tu producto o servicio. Un estudio demuestra que al tener un cliente satisfecho te recomendará con 4 a 6 personas más, pero un cliente insatisfecho advertirá de 9 a 15 personas su experiencia contigo; por eso, es muy importante que al administrar tu negocio cumplas lo que prometes, en precio, calidad y tiempos. La reputación de un negocio tiene que ver mucho con el manejo del personal, su gran liderazgo y sus excelentes productos. La reputación cuesta mucho de construir, pero puede ser muy rápido en destruir si tienes prácticas deshonestas, ahora mucho más al estar expuestos a las redes sociales. Se intencional en mejorar tus productos, en recompensar a tus fieles clientes y tratarles especiales online y offline, mucha gente no regresa a un lugar donde es menospreciado o tratado mal; ahí es donde interviene el liderazgo de un gerente para desarrollar a sus empleados a cuidar a las personas o clientes a los que sirven.  

 

4.    Vende toda una experiencia

Ahora las personas no tan solo están buscando un producto, buscan una experiencia, esa es una de las tendencias que nos demuestra el Marketing en la actualidad; las personas se pueden convertir en clientes a seguidores fieles por la forma en que los tratas, les sirves y les ofreces tus servicios de calidad. En este aspecto es mejor ganar un cliente que nos multiplique las ventas a través de su recomendación y su fidelidad. ¿Qué experiencia tienen tus clientes al interactuar en tu negocio? ¿Con qué experiencia se quedan tus clientes al consumir tus productos o servicios? ¿Qué valor agregado está dándoles a tus clientes fieles en ésta pandemia?

Por Israel Téllez

Un corazón generoso

 

 

La acción de "dar" constituye más que solo conceder algo que posees, es un acto que produce libertad, refleja el carácter de Cristo y establece la dinámica de su Reino en esta tierra.

 

La Biblia nos enseña que hay más bendición en dar que recibir (Hechos 20:35), y el claro ejemplo es Jesús, cuando estuvo en esta tierra cada milagro y acto de bondad nos reveló a un Dios poderoso y lleno de generosidad, que siempre da lo mejor y, al hacerlo, muda los pensamientos de escases a una tierra de abundancia donde todo es posible. 

 

Es precisamente la mentalidad de pobreza la principal barrera que nos impide dar y compartir. Seguramente has escuchado frases como estas:  "¿Cómo voy a dar si apenas tengo para mí? “, “Si lo doy me quedo sin nada", " te lo comparto, pero si me das algo a cambio".  La cultura en la que estamos inmersos de avaricia y corrupción nos hace pensar que el dar es un acto de debilidad por lo que siempre es mejor tener cierta ventaja sobre el prójimo, de lo contrario, pasarán sobre mí. 

 

La situación mundial que ocasionó la pandemia acentuó aún más la importancia de establecer el Reino de los cielos dando y compartiendo las riquezas de Dios a todo aquel que las necesite. 

 

En Hechos 3 Pedro y Juan causan toda una revolución de fe en el pueblo al imitar la generosidad sobrenatural de Dios.

 

Ser generosos todo el tiempo y en todo lugar 

 

Mantenerse enfocado es vital para lograr los propósitos en nuestra vida, sin embargo, eso no significa ser indiferentes o insensibles a la necesidad de otros. Pedro y Juan se dirigían al templo a orar, cuando un hombre cojo alzó su voz para llamar su atención y pedirles limosna. Ellos, guiados por el Espíritu, se detuvieron y atendieron al hombre dándole algo mucho más valioso que el dinero, su sanidad. 

 

Este es un llamado a practicar la generosidad de Dios, dar cuando pienses que no tienes, cuando se te hace más difícil, da cuando nadie da y cuando parece que no es el momento ni el lugar, así lo hizo Jesús, en la plaza, en la calle, en medio de la tormenta, aún a punto de ser crucificado. Los milagros siempre acompañan a un corazón generoso. 

 

Dar produce libertad 

 

El hombre cojo pidió limosna y recibió sanidad, las cadenas que lo tenían atado a un estado marginal y débil, habían sido destruidas. Ahora él saltaba de alegría y alababa a Dios por el milagro sucedido, buscaba dinero, pero recibió algo mucho mejor. 

Los recursos inagotables de Dios nada se comparan con los del mundo, y en su voluntad está que vivamos prósperos y plenamente. 

Es tiempo de que mostremos esos recursos celestiales a todos los enfermos, los pobres, los huérfanos, a los desanimados, a los que no tienen esperanza y así llevarlos a la libertad que es en Cristo Jesús.

 

Imitar la generosidad de Dios produce avivamiento

 

Después de que el hombre fue sanado, las multitudes se acercaron para presenciar lo sucedido, fue en ese momento cuando Pedro y Juan predicaron la buena noticia y donde miles llegaron a los pies de Cristo. El corazón de toda una nación estaba siendo encendido al saber que Jesús fue entregado para darnos salvación y vida eterna, para sanar nuestras enfermedades y ser libres.

 

A pesar de no merecer ninguno de estos dones fue el amor de Dios el que nos alcanzó y nos bendijo totalmente, y ahora hemos sido llamados para extenderla a otros.

 

La bendición de Dios nos enriquece en todos los ámbitos de nuestra vida y es precisamente una mentalidad de ricos lo que se necesita para poder compartir y experimentar la generosidad de Dios con poder. 

 

Por Jorge Aburto

 

 

Cristianos que inspiran ¿Qué es lo que nuestros adolescentes deberían escuchar?

 

Cuando se trata de inspirar a los adolescentes, es mucho más fácil liderar desde el frente que empujar desde atrás. Para empezar, involucrase en el mundo de los adolescentes, es el cimiento que les ayuda a desarrollar hábitos espirituales. Entonces, ¿cómo podemos ayudar inspirar a los adolescentes? ¿Qué deberían escuchar de nosotros? 

 

La Biblia enseña a los adolescentes sobre Cristo 

En primer lugar, los adolescentes deben escuchar que la Biblia no se trata de nosotros. Si erróneamente lo entendieran así, la mayor parte de ella, les va a parecer completamente irrelevante.  

 

En segundo lugar, probablemente preguntarían cosas como lo siguiente: ¿Cómo me ayudan estas leyes levíticas o genealogías interminables a hacer mi tarea de matemáticas? Por lo tanto, ellos deben escuchar que el mensaje de la Biblia es acerca de Jesús. Pablo enseño lo mismo. Le dijo a Timoteo que la biblia lo haría sabio para la salvación por la fe en Cristo (2 Timoteo 3:15). 

 

Cuando los adolescentes leen la palabra de Dios desde esta perspectiva, tiene mucho más sentido. Igualmente, Pablo agrega que todo lo que está escrito en el texto sagrado, es útil para enseñarnos y entrenarnos. 

 

Dios ama a los adolescentes 

Por otro lado, los adolescentes tienen un error en común. Ellos piensan que con su comportamiento se gana o se pierde el favor de Dios. Por consiguiente, ellos deben escuchar que Dios nos ama tal cual somos. Además, debemos recordar su naturaleza: Él es amor. Ser un cristiano es entender lo que nos identifica delante de Dios. En su reino somos llamados hijos. No hay nada más inspirador que escuchar que Dios es nuestro padre. 

 

Inspirar para que lean, entiendan y apliquen la palabra de Dios 

Los jóvenes a menudo tienen las mejores intenciones cuando se trata de leer la palabra de Dios. Pero, pocas veces llegan a entenderla y raramente encuentran una aplicación práctica. Ellos deben escuchar que la Biblia tiene un mensaje que transforma. A medida que lean, los chicos lo irán descubriendo.  

 

Conviene subrayar que ¡todos los adolescentes son diferentes! Por lo tanto, debemos motivarlos para que al momento de leer la Palabra se expresen libremente. Por ejemplo: puedan dibujar, hacer notas, usar sus dispositivos electrónicos etc. Algunos querrán leer una pequeña porción, otros devorarán un libro completo para después querer tomar un descanso, sin embargo, nuestro trabajo es provocar en ellos un hambre por la lectura de la palabra de Dios 

 

En conclusión, Bill Hybels alguna vez dijo que cada decisión importante que ha tomado fue inspirada por alguien a un metro de él. Si nos acercamos a los jóvenes para que puedan escuchar de Dios, seguramente podríamos inspirar a más de uno. Entra al mundo de ellos e inspíralos para que sigan los pasos de Cristo. 

 

Por Marlon Hernández

Llenos de su poder

 

Tengo un amigo que suele presumirnos sus nuevos gadgets en redes sociales. Otra de mis amigas nos mantiene atentos a los paraísos a los que viaja. Alguno más nos muestra sus nuevas obras de arte. Todos quieren hablar acerca de lo bien que les ha ido y lo contentos que están con la nueva potencia de sus aparatos o las nuevas fronteras a las que han llegado a través de sus viajes y sus creaciones. Y quienes los conocemos sabemos a quien recurrir cuando necesitamos un consejo lleno de poder, fundamentado en el conocimiento de los expertos. 

Cualquiera podría preguntarse por qué mantengo amigos tan presumidos. Mi respuesta es simple: porque todos lo somos en algún momento de nuestra vida. Cuando tenemos algo que consideramos valioso queremos que todos se enteren de lo complacidos que estamos o lo efectivo que ha resultado. En nuestra relación con Dios sucede de la misma manera. Una vez que lo hemos conocido y que hemos probado lo que Jesús puede hacer en nosotros, no es posible quedarnos callados. 

Mientras esperamos librarnos de la enfermedad que azota al mundo buscamos a los mejores médicos, los mejores investigadores, los mejores consejeros. Queremos seguir a personas llenas de autoridad y llenas de poder, porque este tiempo nos ha mostrado que el camino hacia la libertad está lleno de dudas y temores. Quisiéramos que fuese diferente, quisieramos evitar el miedo a la enfermedad y a la muerte. Pensamos que no es posible, que sólo es posible desear lo mejor y seguir los consejos que recibimos. 

Sin embargo, el texto bíblico nos señala un camino superior a través de la fe en Jesús. Y quienes lo conocemos hemos recibido instrucciones específicas para ser llenos de su poder. La fórmula es infalible: la fe florece en cualquiera que escucha con la esperanza de recibir una respuesta de parte de Dios. Al leer la Biblia y escuchar lo que Dios ha hecho en otras personas o en nuestra comunidad, nuestra fe crece. Y nuestra esperanza se reaviva. La esperanza de que todo lo malo pase pronto se convierte en confianza cuando vemos que Dios puede responder nuestras peticiones. 

Una vez que la esperanza se ha visto convertida en confianza, llega la fortaleza. Y dicha fortaleza se transforma en poder cuando ponemos nuestra fe en acción. Y esto no es algo difícil de lograr. Hemos dicho que cuando necesitamos un consejo lleno de poder recurrimos a la voz de los expertos, de los que conocen un aspecto de la vida con profundidad. En este tiempo en que todos temen por su salud y por sus vidas, nosotros que hemos conocido la Vida Eterna que Dios nos ha dado, nos convertiremos en hombres y mujeres llenos de autoridad para compartirles a otros lo que recibimos. Y hemos recibido vida, esperanza y fe de parte de Dios. Por eso tenemos la capacidad para hablarle a otros acerca de lo que Jesús ha hecho en nosotros, porque hemos sido llenos de su poder.

El perfil de una mujer extraordinaria: Débora

Gobernaba en aquel tiempo a Israel una mujer, Débora, profetisa, mujer de Lapidot…”.

Jueces 4: 4 (RVR1960)

 

Por Israel Téllez

Introducción

Que sorprendente presentación de Débora: gobernadora, profetiza y esposa. Nada sencilla su labor y sobre todo los resultados de su liderazgo, cuarenta años de paz en la nación de Israel dan testimonio de su trabajo. Como gobernadora era el cuarto juez que Dios había levantado para liberar al pueblo de Israel, ya que en consecuencia de su infidelidad espiritual eran acosados, asaltados y oprimidos por naciones que no habían expulsado de la tierra prometida, Dios levantaba a los jueces como la provisión para dar dirección, libertad y victoria a su pueblo, y Débora fue una de ellas. 

Una mujer extraordinariamente trabajadora

Débora significa abeja o trabajadora como una abeja, no tan solo era su nombre sino su carácter, ya que su servicio era público y evidente al pueblo de Israel; su costumbre era ir al mismo lugar para dirigir, aconsejar y corregir al pueblo a través del juicio. No tan solo estaba ocupada, estaba disponible para servir y guiar al pueblo de Israel para que hicieran la voluntad de Dios. 

Su trabajo arduo y diligente trajo una dulce paz a Israel por décadas. Como el trabajo arduo de cada mujer en su hogar, en su empresa, en su empleo, con sus hijos, con sus jefes, con sus colaboradores. Dios siempre ha levantado a la mujer en la imagen correcta de su potencial e influencia; la religión, el pecado y el fanatismo siempre han distorsionado la imagen de la mujer desviándola de su identidad y despojándola de su verdadero valor ante los ojos de Dios. Una mujer que trabaja y que se esfuerza para servir a su familia tiene igual de valor que cualquier gobernadora, ya que su liderazgo e influencia es innegable.

 

Una mujer con una extraordinaria comunión con Dios

Débora subía a un monte cerca de uno de los lugares más significativos para el pueblo de Israel. Históricamente Abraham había hecho su primer altar en Canaán en esa misma región y Jacob había soñado con los ángeles de Dios que subían y bajaban a través de una escalera en esa misma latitud, ambos habían tenido grandes experiencias con la presencia de Dios. La disciplina de Débora era diaria y con la seguridad de que antes que el pueblo subiera ella tenía una comunión íntima con Dios. Jesús nos enseña que mantenía esa disciplina de subir a orar a un lugar apartado antes de empezar su día. En su función de profetisa Débora declaraba la palabra de Dios para el cumplimiento de su voluntad, no eran sus pensamientos, eran las instrucciones de corazón de Dios. Un profeta provee dirección, corrección y ánimo conforme a la palabra de Dios. Cuando oramos podemos profetizar la voluntad de Dios a través de su palabra y Débora ejerció con eficacia su función de profeta. La autoridad de la profecía se basa en la verdad de la palabra de Dios, en sus promesas y su voluntad. Nuevamente los resultados daban evidencia de su extraordinaria labor. Manda a llamar a Barac para que el subiera a confrontar y vencer al capitán del ejército enemigo, porque el deseo de Dios era darle victoria a Israel y derrotar a sus enemigos; Barac pone una condición para hacerlo y Dios cambia la recompensa de la gloria de la victoria en manos de otra mujer, quien realmente es la que termina matando al capitán enemigo con sus propias manos. Una mujer que ora siempre tendrá una palabra profética que le dará seguridad para enfrentar cualquier batalla y cantará de las victorias que Dios le dé a su familia, empresa o comunidad. Levántate mujer a hablar vida, eso es profetizar, a ganar las batallas en oración llevando todas nuestras peticiones ante el trono de Dios. 

 

Una extraordinaria mujer con una plena vida familiar

De nada sirve tener éxito afuera de nuestra casa si tenemos fracaso dentro de ella. Débora es presentada también como esposa; que extraordinaria mujer, su matrimonio era también público, era parte de su reputación y testimonio en el disfrute de la unidad con su esposo. Admirable la labor de su esposo al apoyarla en su liderazgo. Que importante es tener el apoyo de nuestra familia para desarrollar nuestro potencial, porque la gente puede ser pasajera en nuestras vidas pero la familia permanece con nosotros. Así como en un Barco de velas movido es movido por el viento, el apoyo de nuestra familia es como una gran vela que forma parte de nuestras vidas para llegar a los lugares donde no podríamos llegar solos. Nuevamente Débora nos enseña que una mujer puede ser plena en lo público y en lo privado desarrollando todo el potencial que Dios ha puesto en su vida. Tal vez no tienes el apoyo pleno de tu familia, pero tienes el cielo abierto disponible a tu oración porque Dios nos hace habitar en familia. 

 

Conclusión

Una mujer extraordinaria no es la que logra grandes cosas, sino aquella que manifiesta todo el potencial de lo que ella es en Dios. Levántate a desarrollar todo el potencial que Dios ha puesto en tu vida caminando en una extraordinaria relación con Dios, apoya a cada mujer que haya en tu familia y se una inspiración para las grandes mujeres que se levantaran después de ti.  La historia de Débora la encontramos en tan solo dos capítulos de la Biblia en Jueces 4 y 5, pero su legado e impacto permanece vigente hasta nuestro días. 

Un corazón generoso

 

La acción de "dar" constituye más que solo conceder algo que posees, es un acto que produce libertad, refleja el carácter de Cristo y establece la dinámica de su Reino en esta tierra.

 

La Biblia nos enseña que hay más bendición en dar que recibir (Hechos 20:35), y el claro ejemplo es Jesús, cuando estuvo en esta tierra cada milagro y acto de bondad nos reveló a un Dios poderoso y lleno de generosidad, que siempre da lo mejor y, al hacerlo, muda los pensamientos de escases a una tierra de abundancia donde todo es posible. 

 

Es precisamente la mentalidad de pobreza la principal barrera que nos impide dar y compartir. Seguramente has escuchado frases como estas:  "¿Cómo voy a dar si apenas tengo para mí? “, “Si lo doy me quedo sin nada", " te lo comparto, pero si me das algo a cambio".  

 

La cultura en la que estamos inmersos de avaricia y corrupción nos hace pensar que el dar es un acto de debilidad por lo que siempre es mejor tener cierta ventaja sobre el prójimo, de lo contrario, pasarán sobre mí. 

 

La situación mundial que ocasionó la pandemia acentuó aún más la importancia de establecer el Reino de los cielos dando y compartiendo las riquezas de Dios a todo aquel que las necesite. 

 

En Hechos 3 Pedro y Juan causan toda una revolución de fe en el pueblo al imitar la generosidad sobrenatural de Dios.

 

Ser generosos todo el tiempo y en todo lugar 

 

Mantenerse enfocado es vital para lograr los propósitos en nuestra vida, sin embargo, eso no significa ser indiferentes o insensibles a la necesidad de otros. Pedro y Juan se dirigían al templo a orar, cuando un hombre cojo alzó su voz para llamar su atención y pedirles limosna. Ellos, guiados por el Espíritu, se detuvieron y atendieron al hombre dándole algo mucho más valioso que el dinero, su sanidad. 

 

Este es un llamado a practicar la generosidad de Dios, dar cuando pienses que no tienes, cuando se te hace más difícil, da cuando nadie da y cuando parece que no es el momento ni el lugar, así lo hizo Jesús, en la plaza, en la calle, en medio de la tormenta, aún a punto de ser crucificado. Los milagros siempre acompañan a un corazón generoso. 

 

Dar produce libertad 

 

El hombre cojo pidió limosna y recibió sanidad, las cadenas que lo tenían atado a un estado marginal y débil, habían sido destruidas. Ahora él saltaba de alegría y alababa a Dios por el milagro sucedido, buscaba dinero, pero recibió algo mucho mejor. 

 

Los recursos inagotables de Dios nada se comparan con los del mundo, y en su voluntad está que vivamos prósperos y plenamente. 

 

Es tiempo de que mostremos esos recursos celestiales a todos los enfermos, los pobres, los huérfanos, a los desanimados, a los que no tienen esperanza y así llevarlos a la libertad que es en Cristo Jesús.

 

Imitar la generosidad de Dios produce avivamiento

 

Después de que el hombre fue sanado, las multitudes se acercaron para presenciar lo sucedido, fue en ese momento cuando Pedro y Juan predicaron la buena noticia y donde miles llegaron a los pies de Cristo.

 

El corazón de toda una nación estaba siendo encendido al saber que Jesús fue entregado para darnos salvación y vida eterna, para sanar nuestras enfermedades y ser libres.

 

A pesar de no merecer ninguno de estos dones fue el amor de Dios el que nos alcanzó y nos bendijo totalmente, y ahora hemos sido llamados para extenderla a otros.

 

La bendición de Dios nos enriquece en todos los ámbitos de nuestra vida y es precisamente una mentalidad de ricos lo que se necesita para poder compartir y experimentar la generosidad de Dios con poder. 

Reglas en casa

 

Por Marlon Hernández 

 

Las reglas familiares están infravaloradas en nuestra sociedad, sin embargo, son extremadamente útiles para llevar a cabo nuestra responsabilidad como padres quienes estamos educando hijos. 

 

Una de las cosas mas asertivas que he experimentado sobre la crianza de los hijos, es dialogar de tal modo que ellos conozca nuestras expectativas, justo antes de entrar por la puerta del restaurante, la iglesia, la escuela, una fiesta y por supuesto en casa. Como padres, debemos ser claros. Por ejemplo: vamos a estar aproximadamente una hora aquí, vamos a estar a la mesa con tus abuelos y al momento de irnos, tendremos que despedirnos con un abrazo y agradecer por todo. Si no puedes hacer todas estas cosas, entonces… (inserte una consecuencia) e intentaremos nuevamente la próxima vez. Te amo y se que lo lograrás. 

 

Un tip muy fácil de recordar es entender que los niños tienen la capacidad de atención según su edad. Entonces, un niño de 2 años puede prestar atención por un máximo de 2 minutos, un niño de 7 años por un máximo de 7 minutos, uno de 16 máximo 16 minutos, etc. Por lo tanto, debemos mantener  explicaciones breves y concisas. 

 

No olvidemos que un hogar con reglas basadas en la Biblia,  no es un hogar regido por normas restrictivas  y dañinas. Es un lugar donde los miembros de la familia viven sus vidas bajo la sombra brillante de la presencia del Hijo de Dios, donde las personas hablan, actúan y se relacionan entre sí con la conciencia de que Jesús mismo es un participante íntimamente preocupado en todo.  

 

Pablo explica en 1 Corintios 14:33 que el Señor es un Dios de paz. La confusión, el desorden no es parte de su naturaleza. Por lo tanto, toda regla debe estar supeditada a esta verdad. Antes de proponer una regla, debemos valorar lo siguiente: ¿Qué dice Dios al respecto? ¿Edifica a la familia? ¿Anima a los miembros de mi familia a valorarse unos a otros por encima de las cosas? Etc. Tomar en cuenta a Dios al momento de elegir las reglas del hogar evitará que seamos religiosos, intolerantes o incluso tiranos.  

 

Un hogar con reglas centradas en Cristo es un lugar donde se practican las disciplinas espirituales. Hebreos afirma que donde hay disciplina, se esta preparando para cosechar los frutos de la justicia (Hebreos 12:11). Un hogar con reglas, proporciona un entorno en el que cada miembro de la familia aprende a vivir protegido por las promesas de la Escrituras, orando, meditando en la Palabra de Dios y pasando tiempo a solas en la presencia del Señor.  

 

La reglas ayudan a que sean claros los propósitos de Dios para cada miembro del hogar. Por lo tanto, cuando implementamos normas, hacemos de nuestro hogar un lugar donde las metas de la familia se basan en valores eternos y donde la visión corporativa del futuro es consistente con el plan de Dios. Finalmente, elaborar las “reglas de la familia” puede ser la primera acción para comenzar a crear un hogar genuinamente centrado en Cristo. Estas declaraciones deben ser flexibles pero coherentes. De principio a fin, deben reflejar el enfoque eterno de Dios y expresar la profunda esperanza de ver a Jesús cara a cara algún día. Después pueden imprimir estas Reglas, revisarlas como familia y asegurarse  qué cada una de ellas sea aprobada por la Palabra de Dios. 

 

Deuteronomio 6:6- 9 

Debes comprometerte con todo tu ser a cumplir cada uno de estos mandatos que hoy te entrego. Repíteselos a tus hijos una y otra vez. Habla de ellos en tus conversaciones cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalos a tus manos y llévalos sobre la frente como un recordatorio. Escríbelos en los marcos de la entrada de tu casa y sobre las puertas de la ciudad. 

Lenos de alegría

 

Por Luis David Meneses 

El tiempo de crisis nos lleva por senderos que nunca antes habíamos pisado o por decisiones que no queríamos tomar. Solemos ver uno y otro camino como un atentado a nuestros planes, nuestro estatus o nuestra salud mental. Parece que nada sale bien y solemos desalentarnos, entristecernos o incluso enojarnos. Sobrevivir parece una tarea titánica y encontrar un motivo de alegría resulta casi imposible. 

Sin embargo, el salmo 100 nos ofrece cinco consejos útiles para estar llenos de alegría en los tiempos de crisis. Aunque parezca difícil seguirlos en medio de la tormenta que estamos pasando, ponerlos en práctica nos ayudarána reconectarnos con una actitud saludable hacia las circunstancias que estamos experimentando. 

1. Entre todas las soluciones decide buscar primero a Dios

La interpretación literal del versículo 1 nos sugiere que debemos llamar a Dios con entusiasmo entre la multitud. Si lo pensamos bien la pregunta que surge entonces es para qué lo vamos a llamar de esa manera. En medio de una crisis, lo estaríamos designando como nuestra ayuda o nuestro escudo, como aquel que nos protegerá en medio de la adversidad. Para eso lo estamos llamando: para que se quede a cargo de la situación y actúe a nuestro favor. 

Aunque de entrada parece algo fácil de hacer, en realidad no lo es, porque requiere que hagamos el esfuerzo de entregar en sus manos todo aquello que nos está preocupando o alterando el curso de nuestras decisiones. 

2. Adora a Dios de maneras creativas  

Una vez que lo hemos designado como la autoridad en nuestra vida, el salmista nos anima a adorar a Dios con gozo y a cantar con alegría; es decir, nos sugiere que seamos creativos al reconocer la autoridad que le hemos conferido sobre nuestras vidas.

Aquí viene un segundo esfuerzo; ya que le hemos entregado la autoridad en nuestras vidas, requerimos encontrar la actitud correcta para mantener esta decisión. Y esta consiste en reconocer que si él tiene el control de nuestras vidas entonces nos va a guiar en todas las situaciones para llegar al mejor resultado posible. Esta actitud comenzará a generar un alivio dentro de nosotros que eventualmente se convertirá en alegría, mientras adoramos a Dios y reconocemos su excelente capacidad para venir en nuestra ayuda.  

3. Reconoce que el Señor te hizo y le perteneces 

De manera progresiva, una vez que hemos cedido la posición de autoridad a Dios y hemos reconocido que él tiene la capacidad de guiarnos hacia las mejores decisiones, el salmista nos aconseja que vayamos un poco más profundo y reconozcamos que Dios no solo tiene control sobre nuestras circunstancias, sino que le pertenecemos por completo a él. 

Cuando el salmista dice que somos ovejas de su prado, nos quiere explicar que todo lo que necesitamos lo recibiremos de Dios, porque él es un buen pastor que da su vida por sus ovejas. De modo que si reconocemos que Dios nos hizo y que le pertenecemos, estaremos echando fuera todo temor a la incertidumbre porque tenemos la certeza de que él nos cuida siempre.  

4. Agradece las bondades recibidas de parte de Dios 

Uno de los consejos más poderosos que da el salmista en su canto es el que encontramos en el versículo 4. Nos habla de presentarnos en la presencia de Dios con una actitud de agradecimiento y no sólo para expresar nuestras quejas por lo mal que la estamos pasando.

Cuando comenzamos a expresar nuestro agradecimiento a Dios nuestra perspectiva de las cosas comienza a cambiar. No importa qué tan desanimados o alterados nos encontremos, la alabanza nos da una perspectiva de lo eterno. Y entonces se genera un cambio duradero dentro de nosotros. 

5. Confía en que Dios tiene todo bajo control

El último consejo que nos entrega el salmista es que pongamos nuestra confianza en que las cosas que Dios hace duran por generaciones y generaciones. Es decir, no estamos esperando que Dios nos saque solamente de esta crisis en la que nos encontramos, sino que genere las condiciones para que nosotros y nuestros descendientes disfruten la vida eterna que él ha preparado para nosotros.

Esta confianza se expresa de manera eficaz cuando decidimos servir a otros, puesto que el servicio es una expresión de nuestro cambio de perspectiva acerca de las circunstancias que vivimos gracias al amor que hemos recibido de parte de Dios  

Por último, una vez que hemos leído y puesto en práctica estos consejos, podemos concluir que cuando hayamos servido a otros, cuando hayamos expresado nuestro agradecimiento a Dios, cuando las acciones de nuestra vida sean una alabanza para él, descubriremos que resulta más fácil estar llenos de alegría.

Manos emprendedoras

 

El miedo a emprender radica en la falsa idea de escasez o falta de recursos materiales o intelectuales, por eso la importancia de saber que en tus manos tienes todo lo necesario de parte de Dios para crear cosas increíbles y materializar sus ideas. 

En estos tiempos de incertidumbre las personas se han visto en la necesidad de generar ideas que le permitan tener un ingreso extra o emprender algún negocio. Algunos de estos prosperan, otros no, lo que agudiza más el temor al fracaso. 

El verdadero propósito del emprendimiento involucra más que solo un beneficio monetario, es una forma de vida en la que Dios manifiesta su gloria en esta tierra trayendo a la realidad las ideas del cielo. 

En Éxodo 31:1-6 encontramos como Bezalel fue escogido por Dios para dirigir uno de los proyectos más complicados y grandiosos de ese tiempo: construir Su propia casa. El tabernáculo representaba una obra compleja por todas las especificaciones para su fabricación, desde la estructura que lo sostendría hasta el utensilio más pequeño, todo debía ser fabricado por manos expertas y hábiles que manejaran cada material y recurso con precisión. 

Bezaleel es un ejemplo como Dios nos habilita para materializar sus ideas y llevar al máximo todo el potencial que ha puesto en ti. 

Todo buen emprendedor requiere:

 

 Un cambio de mentalidad.

Tenemos la falsa idea que para emprender se necesita dinero y que fracasaremos si no contamos con recursos suficientes, por eso es importante que antes de iniciar algún proyecto debes echar fuera todo pensamiento de escases o pobreza, Bezaleel tuvo que mudar una mentalidad de esclavitud a una de abundancia, tuvo que desarraigar toda una vida de maltratos, de escases de impotencia y llenar su corazón con todo lo que Dios les tenía preparado en la tierra prometida.  Solo de esa forma él pudo desarrollar todo su potencial y llevar a cabo todo lo que se le pedía para el tabernáculo de Dios. 

Cuando tu mente es renovada por Cristo, Él se encarga de llevarte a la dimensión de lo posible, de lo nuevo, de lo que aún no existe, a pesar de todos los fracasos o proyectos que no prosperaron tiempo atrás. 

 

Un diferenciador

La competencia por tener la mejor idea o el mejor negocio en ocasiones desvía a la gente del verdadero propósito del emprendimiento. Tener un diferenciador, hace que te identifiquen como único. Bezalel poseía grandes habilidades y destreza, era sabio y experimentado, pero ese no era su diferenciador, seguramente muchos tenían maestría en ese tipo de trabajos al elaborar objetos preciosos para los egipcios.

 Lo que hizo único a este hombre fue la llenura del Espíritu de Dios. 

Cuando eres lleno de Su Espíritu trabajas de forma diferente, haces las cosas con excelencia, como hechas para Él, usas la mejor materia prima, los mejores ingredientes, la mejor estrategia, pones todo tu esfuerzo y talento para crear el mejor producto, porque sabes que de esa forma le glorificas.

  Reflexiona por un momento ¿cuantas personas podrían conocer a Dios a través de una receta de cocina que tu prepares?

 

Un equipo

Dios escogió a un conjunto de hombres que iban a ayudar a Bezalel a construir este maravilloso proyecto, y les puso un corazón dispuesto y disponible a contribuir y caminar en un mismo propósito.  

No emprendas solo, involucra a tu esposo, esposa, familia o a tus seres queridos, forma un equipo que tenga el mismo Espíritu que tú tienes, engrandecer el nombre de Dios y establecer Su reino en esta tierra a través de tu proyecto debe ser tu prioridad.

 

Un corazón emprendedor

Cada día es una oportunidad de emprender algo nuevo, una nueva forma de vida, una nueva forma de relacionarte con tu familia, una nueva forma de alimentarte o incluso de relacionarte con Dios, lo importante es que lo lleves a la acción hoy mismo. 

Has sido llamado para materializar las ideas de Dios, muchos serán impactados a través de lo que nunca ha visto ni escuchado.  

Matrimonio con propósito

Por Marlon Hernández 

Para Dios el matrimonio es mas que un simple contrato. Es una unión poderosa cuya idea de unir personas, viene de su corazón. Cuando la pareja se casa, el día de la boda los invitados comparten sus buenos deseos a los recién casados sin embargo, si la pareja no se da cuenta de que fue colocada en esta tierra para caminar en el plan de Dios, entonces su vida y su matrimonio serán difíciles e insatisfactorios porque todo ser humano siente un vacío cuando no esta  conectado con el propósito de Dios.

Pero una vez que comprende el plan, el amor y el propósito de Dios para sus vidas, el matrimonio adquieren un nuevo significado para la pareja. Cuando los dos están caminando por ese viaje juntos, la relación se convierte en un matrimonio solido, impulsado por un propósito divino. 

Hoy le escribo a usted, en primer lugar, para recordarle que tanto usted como su cónyuge fueron planeados por Dios y Él se deleita  en haberlos creado. El mensaje de Dios en Mateo 22:36-39 es claro: La vida se trata de relaciones, no de logros, por lo tanto, amar al cónyuge es un claro ejemplo de adoración a Dios. Amar al prójimo honra a Dios y mas si ese prójimo es su pareja. 

Por otro lado, Dios hizo una promesa increíble acerca de la unidad de dos creyentes:  Porque donde están dos o tres reunidos en Mi nombre, allí estoy Yo en medio de ellos (Mateo 18:20). ¡Dios ya está en su matrimonio trabajando para transformar hacer de ustedes una unidad familiar impulsada por un propósito del cielo! Jesús quiere que amemos a personas reales, no a personas ideales, y el matrimonio es un laboratorio para aprender a amar como ama Jesús. El punto a recordar es que dentro del matrimonio, Dios ha creado una oportunidad para que desarrolle una verdadera intimidad y autenticidad con otro ser humano, su pareja. Dios quiere que usted y su cónyuge vayan más allá de la charla superficial para vivir en un propósito que cambie su entorno y que impacte vidas. Así que, profundizar en esto requiere un intercambio genuino, de corazón a corazón, donde usted y su cónyuge son honestos acerca de quiénes son, lo que aspiran y lo que está sucediendo en sus vidas. Es durante este momento de intimidad y sinceridad donde el propósito principal como pareja es orar uno por el otro. 

 

Antes de continuar, si al momento de leer estas líneas, ambos no tienen claro el propósito de Dios como pareja, hay que recordar como es que Dios trabaja, por ejemplo, para que Dios le enseñe el amor verdadero, le rodeará de personas desagradables. Para que Dios le enseñe el verdadero gozo, le permitirá atravesar momentos de dolor. Para aprender la paz interior y la paciencia, permitirá tormentas y situaciones estresantes en su vida que pondrán a prueba su paciencia y le enseñarán a confiar en Él. Así que, hoy es el día del llamado de Dios como pareja.

Es el momento donde vendrá la certeza de que Dios une a las personas con un propósito único. Lo mas importante de entender el propósito de Dios, es visualizar que el matrimonio no fue hecho para hacerle feliz (al menos no como lo muestra Hollywood). Mas bien esta destinado para hacer que cada miembro sea santo. Además, tanto usted como su cónyuge fueron formados para servir a Dios por lo que siempre los moldeará para el servicio a través de una variedad de métodos, incluidos sus dones espirituales, pasiones, habilidades, personalidad y sus experiencias, en especial las adquiridas dentro de su matrimonio.

Finalmente, tanto usted como su cónyuge fueron hechos para una misión la cual involucra su matrimonio como un medio para hablar a otros sobre el amor de Dios. El hecho es que una pareja con propósito, se  ocupa por lo que más le importa a Dios: las multitudes. El propósito más sublime como pareja es mostrar al mundo que hay un Cristo con los brazos abiertos diciendo: ¡Los amo tanto! A medida que usted y su cónyuge vean al mundo con los ojos de Dios, su matrimonio estará cada vez más impulsado por un propósito, enfocado en las necesidades de los demás y equilibrando por el compañerismo y el servicio.

Por lo tanto, el plan de Dios para usted y su cónyuge, para su matrimonio, es más amplio y profundo que cualquier cosa en sus sueños más locos. Que nuestro Padre celestial le ayude a captar cada vez más esta visión mientras camina hacia un futuro glorioso.

Nuestras Oficinas

  • •Avenida Xalapa #103
    Colonia Obrero Campesina Xalapa, Veracruz

Contáctanos

  • (01 228) 8 14 91 21

    815 98 45

    117 89 36

    117 89 37

    WhatsApp 2281 49 46 84

Nuestras Sedes
  • •Avenida Xalapa #103
    Colonia Obrero Campesina Xalapa, Veracruz

  • •Arco Sur #109
    Colonia Reserva Territorial Xalapa, Veracruz

  • •Bernal Díaz del Castillo #65
    Colonia Revolución Xalapa, Veracruz

  • •Libertad #2 Esq. Centenario
    Colonia Centro, Coatepec, Veracruz