Posts from 2020-10-07

Finanzas sanas

“…Y al que ordenare su camino, le mostraré la salvación de Dios

Salmo 50:23b

Introducción

Las finanzas son de gran importancia en nuestra vida ya que consumen la mayor parte de nuestro tiempo para generarlas a través de nuestro trabajo, esfuerzo y tiempo; sea por nuestra profesión, oficio, venta de productos o prestación de servicios. Además, las decisiones financieras que tomamos cada día reflejan nuestras prioridades, convicciones y nuestros valores. Podemos alcanzar una salud favorable en nuestras finanzas al decidirnos y tomar las medidas correctas en el orden de Dios a esta área tan importante en nuestra vida. Ya sea en nuestras finanzas personales, familiares, empresariales o las finanzas de todo un país. Como creyentes tenemos la garantía de parte de Dios para levantarnos de la ruina de nuestras finanzas, restaurarnos para trasformar nuestra vida financiera, prosperarnos para cambiar el rumbo de nuestro destino cubriendo todas nuestras necesidades y cumplir los sueños de nuestro corazón para vivir una vida plena. 

Haga un diagnóstico real y completo de sus finanzas

La única forma de saber cómo están nuestras finanzas es poder ser confrontados con un diagnostico real de las mismas a la luz de la verdad. Tenemos que ser cruelmente honestos para tener la información detallada de nuestras finanzas y saber nuestra realidad, le daremos la forma de hacerlo y corregir el rumbo. 

¿Alguna vez ha eludido la responsabilidad de ir al doctor cuando está padeciendo alguna enfermedad? Cualquiera que sea su motivo o circunstancia sabrá que un doctor requiere información veraz de su parte, algún familiar o a través de estudios específicos para observar el estado de su salud y dar con el posible origen de su enfermedad; por eso, un diagnóstico en nuestras finanzas de vital importancia para conocer el estado de nuestra salud financiera, modificar nuestros hábitos o incluso cambiar nuestras vidas con las recomendaciones y el tratamiento eficaz que los principios de la palabra de Dios nos recomiendan.

¿Cómo hacer el diagnóstico de la salud de mis finanzas?

Haga una lista detallada de todos sus ingresos mensuales y, en una columna registre todas sus entradas por concepto y su respectivo importe. Si usted depende solo de un salario ya sabrá su ingreso, pero si usted tiene otros ingresos especifique: salario de conyugue, servicio o asesoría, ventas, cobro de rentas, otros ingresos, etc.  

En otra columna haga otra lista detalla de todas sus salidas mensuales: renta o hipoteca, alimentos, artículos de aseo personal, artículos de limpieza, servicio de agua, servicio de gas, servicio de luz, telefonía fija, Internet, pago de celular, transporte o gasolina, pago de auto, pago de seguro, colegiaturas, útiles, medicinas, otros pagos, deudas, etc

Una vez que tenga las listas completas compare las dos columnas realizando la suma de la totalidad de sus  ingresos contra la totalidad de sus egresos, eso le dará un balance financiero. Mientras más detallada este su lista tendrá un cuadro completo de su salud financiera. 

Observe la siguiente tabla y agregue los conceptos que falten a su realidad financiera.

La verdad nos hará libres

La verdad nos hará libres siempre y cuando nosotros decidamos enfrentar la realidad. Reconocer no cambia a nadie, es la acción de tomar un camino diferente lo que lo genera. La forma de ser libre del temor es volcarnos a la acción, y ahí es donde nuestra fe en Dios nos levanta a la restauración financiera, nos alinea a la bendición y nos lanza a la victoria de nuestras finanzas. Debemos tener la valentía de hacer nuestro balance económico, no para lamentarnos sino para vencer la incertidumbre, el orgullo, la ignorancia y el temor. Haga su balance con su conyugue, su familia, su contador o su grupo administrativo, haga de la trasparencia una cultura de su vida viviendo honestamente. No tenga miedo de la ruina, tenga terror de vivir en una mentira. 

No importa cómo se encuentre nuestra economía, la pregunta que tendría que hacerse cualquier persona al saber la verdad de su situación financiera sería la siguiente: ¿Estaría dispuesto a realizar los ajustes necesarios a sus finanzas a los principios que Dios nos ilustra en su palabra?  Si su respuesta es positiva, vayamos adelante. 

Viva en el orden de Dios 

Como lo ilustra el Salmo 50:23b el orden de Dios es su voluntad expresada en su palabra y es la oportunidad de ver la salvación de Dios. Nosotros damos un paso y Dios corre la carrera con nosotros. Cuando nosotros ajustamos nuestra manera de hacer las cosas a los principios que Dios establece para las finanzas y las posesiones comenzamos a experimentar la libertad financiera. 

Veamos los siguientes principios para vivir en el orden de Dios y tener nuestras finanzas sanas: 

1.     Dios es primero

Dios se compromete a suplir todas nuestras necesidades si lo buscamos primeramente a Él (Mateo 6:33), así comienza el orden. Dios es primero, por la sencilla razón que Él es: Creador, Señor y Rey sobre todo el universo. Esto es un cambio de perspectiva y una transferencia de propiedad, Dios nos bendecirá, nos restaurará y nos prosperará una vez que nos humillemos para hacer su voluntad. Podremos levantarnos con la bendición y la ayuda de Dios alineando nuestra perspectiva como administradores de todo lo que recibimos de parte de Dios. 

 

2.     Honremos a Dios con nuestros diezmos y nuestras ofrendas

La forma sabía que Dios nos da para administrarnos financieramente es a través de saber cuál es nuestro diezmo y darlo en la iglesia local. Nuestro diezmo es la décima parte de todas nuestras entradas y sirven para extensión del reino de los cielos a través de misión de la iglesia local; no importa si son pocas o muchas sus entradas o sus ganancias, a Dios no le impresiona nuestras finanzas, le impresiona un corazón obediente lleno de fe. Si usted paga sus diezmos y da sus ofrendas está anunciando que Dios es primero en su vida y experimentará promesa de parte de Dios de vivir una vida sobrenatural de la provisión, la protección y la dirección de Dios en todas sus finanzas (Malaquías 3:10). 

 

3.     Trabaje diligentemente

Dios se compromete a sustentar nuestra vida, pero nuestra responsabilidad es ser fieles administradores trabajando diligentemente. La posición del administrador es la posición más alta después del dueño. Cuide su salud, cuide su familia, cuide sus finanzas, cuide su futuro viviendo bien hoy. Dios bendice la mano diligente y la prospera (Proverbios 13:4). Vayamos más profundo en nuestro compromiso: ¿Y si Dios se convierte en nuestro socio? ¿Qué resultados tendríamos en nuestras empresas, negocios o tratos al hacerlo a la manera de Dios? ¿Cambiaríamos hoy inmediatamente la forma de hacer nuestra propia administración?

 

4.    Viva bajo un presupuesto honesto

Anteriormente mencionamos la forma de hacer un balance financiero, pero un presupuesto se adecua a una visión clara de prioridades, valores  y convicciones. La forma en que gastamos e invertimos nuestro dinero habla mucho de los que hay dentro de nuestro corazón, manifiesta nuestras prioridades y anuncia nuestros valores. Por eso se necesita fe en Dios y valor para armar un presupuesto honesto a los principios que Dios enseña en su Palabra. 

 

Para hacer su presupuesto honesto, primero comience sabiendo: ¿Cuál es el importe de sus ingresos mensuales? ¿Está dispuesto a comprometerse con Dios respecto a la fidelidad del pago de sus diezmos? Si su respuesta es positiva tiene lo que algunos financieros denominan: Ingreso Neto Disponible. Pongamos el ejemplo de que usted gana mensualmente $12,000 pesos netos libres de impuestos y, ahora decide poner por orden sus finanzas a los principios bíblicos, comienza apartar su diezmo para llevarlo a la iglesia, lo cual representa un importe de $1,200 pesos; así usted tiene como resultado el Ingreso Neto Disponible por la suma de $10,800 pesos. En segundo lugar, ajuste sus gastos al total de Ingresos Netos Disponibles. Esta es la regla de oro para unas finanzas sanas: “No gastar más de lo tenemos disponible”. Y tercero, ajuste su presupuesto disciplinadamente a esta regla. Veamos un ejemplo de un Presupuesto Sugerido: 

 

El principio del diezmo es un magnifico método de la administración para saber la realidad de nuestras finanzas, pero nuestra responsabilidad se manifiesta en la administración eficaz del 90% de nuestros ingresos. Si usted se ha mantenido fiel en el pago de sus diezmos se dará cuenta que las cuentas al cierre de mes no son las mismas, siempre se cubren todas nuestras necesidades y de forma sobrenatural hay abundancia sobe nuestras finanzas. Es sorprendente ver la bendición y la fidelidad de parte de Dios en esta área de nuestra vida. 

5.    Liquide toda deuda

Parte del orden de Dios en nuestras finanzas es cancelar toda deuda. ¿Se imagina levantarse una mañana radiante de domingo sin ninguna deuda? Eso es posible en Dios. Las deudas nos desalientan, nos esclavizan y nos atan, en ocasiones nos quitan el sueño y nos roban la paz, pero si usted le cree a Dios, está trabajando y diezmando Dios abrirá los cielos y derrotará a sus enemigos. Haga una lista de sus deudas y ore al respecto, cuando tenga la oportunidad empiece a pagar la deuda, comience para las más pequeñas y experimente como Dios empieza a derrotar a todo gigante delante de usted. Ponga fecha y sea específico en su oración hacia a Dios para ser libre de todo acreedor y toda deuda. Escuche como cada gigante caerá delante de usted al pagar sobrenaturalmente cada deuda. 

 

6.    Tenga ingresos adicionales

Posiblemente al elaborar su presupuesto personal se dará cuenta que su dinero no es suficiente para tener cubiertas todas sus necesidades. Considere tener un ingreso adicional al vender algún producto, trabajar tiempo extra, o involucrar a su cónyuge al presupuesto familiar. En tiempos de crisis tenemos que hacer más ajustes que nunca, pero la creatividad es una herramienta para innovar ante la crisis. Una forma de tener ingresos adicionales es vender alguna posesión o artículo que no sea esencial en su vida, ahora por plataformas confiables en internet puede llegar a mejores tratos entre particulares, ore y sea sabio, también existe gente perversa en medio de las crisis que tratan de arruinar aprovecharse de la necesidad de las personas. 

 

7.    Sea sabio al comprar

Aprenda a vivir con la disciplina de su presupuesto y adquirir cualquier cosa bajo en esa misma disciplina, si usted quiere comprar algo, ahorre específicamente para eso o cómprelo en la capacidad de su presupuesto, evite lo más posible comprar las cosas a crédito. Al comprar a crédito, está comprobado que usted paga más incluso el doble o el triple de los que vale su artículo. Crea que Dios puede suplir para todas sus necesidades y encontrara ofertas como oportunidades que Dios le abrirá. 

8.    Invierta para su vejez

Si usted no cuenta con un terreno o una casa propia piense en su patrimonio para su vejez, crea que Dios le puede dar su propia casa y forjar una herencia para sus hijos. Forjar un patrimonio no tiene que ser un afán sino una decisión sabía para nuestra vejez. Ya sea que vaya a contar con su pensión o con su ahorro para el retiro piense en su vejez. Recuerde, no se afane ocúpese hoy para vivir bien mañana.

 

9.    Sea generoso

Usted es un instrumento en las manos de Dios, lleve su administración para glorificar a Dios y para bendecir a todos los que rodean con la abundancia que Dios trae a su vida. Si usted es un empresario o el dueño de un negocio tiene en sus manos la oportunidad de bendecir familias enteras. Sea generoso: “de gracia recibimos demos de gracia”.

 

Conclusión

Las personas que mantienen sus finanzas sanas tendrán una vida abundante, generosa y de impacto, aun cuando partan de esta tierra serán recordados por siempre. 

¡Alabado sea el Señor! ¡Qué felices son los que temen al Señor  y se deleitan en obedecer sus mandatos!

Sus hijos tendrán éxito en todas partes;  toda una generación de justos será bendecida.

 Ellos mismos serán ricos, y sus buenas acciones durarán para siempre.

La luz brilla en la oscuridad para los justos; son generosos, compasivos y rectos.

Les va bien a los que prestan dinero con generosidad y manejan sus negocios equitativamente.

A estas personas no las vencerá el mal;  a los rectos se los recordará por mucho tiempo.

Ellos no tienen miedo de malas noticias; confían plenamente en que el Señor los cuidará.

Tienen confianza y viven sin temor,  y pueden enfrentar triunfantes a sus enemigos.Comparten con libertad y dan con generosidad a los necesitados; sus buenas acciones serán recordadas para siempre.

Ellos tendrán influencia y recibirán honor. Los perversos lo verán y se pondrán furiosos. 

Rechinarán los dientes de enojo; se escabullirán avergonzados con sus esperanzas frustradas.

Salmo 112: 1-10

 Estudio: Israel Téllez 

 

Nuestras Oficinas

  • •Avenida Xalapa #103
    Colonia Obrero Campesina Xalapa, Veracruz

Contáctanos

  • (01 228) 8 14 91 21

    815 98 45

    117 89 36

    117 89 37

    WhatsApp 2281 49 46 84

Nuestras Sedes
  • •Avenida Xalapa #103
    Colonia Obrero Campesina Xalapa, Veracruz

  • •Arco Sur #109
    Colonia Reserva Territorial Xalapa, Veracruz

  • •Bernal Díaz del Castillo #65
    Colonia Revolución Xalapa, Veracruz

  • •Libertad #2 Esq. Centenario
    Colonia Centro, Coatepec, Veracruz