Hay padres que abandonan a sus hijos y madres que en un momento dado dejan su responsabilidad y eligen marcharse. Las causas que motivan los casos de abandono infantil son múltiples, tan variadas y particulares como las personas involucradas en estas situaciones. Y estas vivencias suelen ser devastadoras para un niño.

Exponemos algunas razones por las cuales los padres abandonan a sus hijos.

Los bebés recién nacidos siguen apareciendo en lugares insospechados y gran parte de los que logran sobrevivir, esconden detrás tristes historias de madres o padres al límite.

El abandono de un hijo no es una decisión momentánea, no es algo por lo que se opte de un instante a otro. Por lo general, suele haber un largo proceso de meditación y reflexión en el que, por las razones que sean, se opta por la más dramática.

  • La pobreza, los bajos recursos y la exclusión social suele ser el desencadenante más común para que un progenitor (o ambos) opten por el abandono de los hijos. En este caso, es esencial que la propia sociedad sepa detectar y actuar a tiempo para no llegar a estas situaciones extremas.
  • El abuso de las drogas y la exclusión social suelen ir de la mano. No obstante, también puede darse el caso de una pareja en la que uno de los progenitores ha caído en el alcoholismo. Como bien suele decirse, los hijos de padres alcohólicos suelen vivir dos tipos de abandonos.

El primero se da en el propio hogar cuando el descuido, la dejadez o incluso la violencia puede actuar como inicio de lo que más tarde puede suceder, que no es otra cosa que el abandono definitivo del núcleo familiar.

Si nos preguntamos por qué hay padres que abandonan a los hijos es importante hablar de los embarazos no deseados. En este contexto, pueden darse situaciones muy diversas. Las violaciones son un factor, así como los embarazos en menores de edad. Son situaciones límite en las que muchas jóvenes se sienten solas sin saber cómo actuar.

Hay padres inmaduros y madres carentes de instinto maternalprogenitores de ambos tipos que, en un momento dado, pueden optar por el abandono de un hijo. No todo el mundo está preparado para esa responsabilidad y aunque se busque de manera voluntaria tener un hijo, la realidad les demuestra que todo lo que acarrea les supera de manera desesperante.

A la hora de comprender por qué hay padres que abandonan a los hijos es necesario profundizar en los problemas de pareja. Las desavenencias, las separaciones, los divorcios complicados, la dificultad para llegar acuerdos en la manutención de los hijos o en la custodia llevan a muchos progenitores a la opción más radical de todas: el abandono definitivo.

La ausencia de un padre o una madre es un abismo incurable en la vida de un niño. También, una herida imborrable en el adulto que ha tenido que crecer con ese vacío. Tengámoslo presente.

Salmos 27:10

10 Aunque mi padre y mi madre me dejen,con todo, el SEÑOR me recogerá.