Posts

Cuando un Padre se va de casa

 

Hay padres que abandonan a sus hijos y madres que en un momento dado dejan su responsabilidad y eligen marcharse. Las causas que motivan los casos de abandono infantil son múltiples, tan variadas y particulares como las personas involucradas en estas situaciones. Y estas vivencias suelen ser devastadoras para un niño.

Exponemos algunas razones por las cuales los padres abandonan a sus hijos.

Los bebés recién nacidos siguen apareciendo en lugares insospechados y gran parte de los que logran sobrevivir, esconden detrás tristes historias de madres o padres al límite.

El abandono de un hijo no es una decisión momentánea, no es algo por lo que se opte de un instante a otro. Por lo general, suele haber un largo proceso de meditación y reflexión en el que, por las razones que sean, se opta por la más dramática.

  • La pobreza, los bajos recursos y la exclusión social suele ser el desencadenante más común para que un progenitor (o ambos) opten por el abandono de los hijos. En este caso, es esencial que la propia sociedad sepa detectar y actuar a tiempo para no llegar a estas situaciones extremas.
  • El abuso de las drogas y la exclusión social suelen ir de la mano. No obstante, también puede darse el caso de una pareja en la que uno de los progenitores ha caído en el alcoholismo. Como bien suele decirse, los hijos de padres alcohólicos suelen vivir dos tipos de abandonos.

El primero se da en el propio hogar cuando el descuido, la dejadez o incluso la violencia puede actuar como inicio de lo que más tarde puede suceder, que no es otra cosa que el abandono definitivo del núcleo familiar.

Si nos preguntamos por qué hay padres que abandonan a los hijos es importante hablar de los embarazos no deseados. En este contexto, pueden darse situaciones muy diversas. Las violaciones son un factor, así como los embarazos en menores de edad. Son situaciones límite en las que muchas jóvenes se sienten solas sin saber cómo actuar.

Hay padres inmaduros y madres carentes de instinto maternalprogenitores de ambos tipos que, en un momento dado, pueden optar por el abandono de un hijo. No todo el mundo está preparado para esa responsabilidad y aunque se busque de manera voluntaria tener un hijo, la realidad les demuestra que todo lo que acarrea les supera de manera desesperante.

A la hora de comprender por qué hay padres que abandonan a los hijos es necesario profundizar en los problemas de pareja. Las desavenencias, las separaciones, los divorcios complicados, la dificultad para llegar acuerdos en la manutención de los hijos o en la custodia llevan a muchos progenitores a la opción más radical de todas: el abandono definitivo.

La ausencia de un padre o una madre es un abismo incurable en la vida de un niño. También, una herida imborrable en el adulto que ha tenido que crecer con ese vacío. Tengámoslo presente.

Salmos 27:10

10 Aunque mi padre y mi madre me dejen,con todo, el SEÑOR me recogerá.

 

Ayunando en Familia

El Dios en quien creemos ve mucho más allá de nuestras mentes limitadas pueden abarcar. cuando leemos la Biblia o escuchamos la palabra cuando JOSUE declaró:

" Pero yo y mi casa serviremos al Señor" ( JOSUE 24: 15), pensamos en nuestros cónyuges, nuestros hijos, nuestros nietos, esto me enseña que Dios ve generaciones.

Es por eso la importancia de los ayunos en familia, es también un ayuno colectivo pero más exclusivo, donde involucramos a los miembros de la familia.

 

En el libro de Esdras capitulo 8:21-23

 

21 Luego, estando cerca del río Ahava, proclamé un ayuno para que nos humilláramos ante nuestro Dios y le pidiéramos que nos acompañara durante el camino, a nosotros, a nuestros hijos y nuestras posesiones. 22 En realidad, sentí vergüenza de pedirle al rey que nos enviara un pelotón de caballería para que nos protegiera de los enemigos, ya que le habíamos dicho al rey que la mano de Dios protege a todos los que confían en él, pero que Dios descarga su poder y su ira contra quienes lo abandonan. 23 Así que ayunamos y oramos a nuestro Dios pidiéndole su protección, y él nos escuchó.

 

¿Qué está sucediendo en este pasaje?

Después de setenta años de cautiverio en Babilonia, Esdras estaba a punto de guiar a un remanente de Israel, una generación entera de jóvenes que nunca habían visto el templo de Jerusalén, incluyendo a niños muy pequeños, e iban de regreso a tierra Santa.

 

Iba a ser un peligroso viaje de regreso, pero ellos habían presumido de la poderosa mano de protección De Dios, antes de salir, así que tenían que actuar en Fe y creer sus propias palabras. Asentados al lado Del Río, Esdras proclamó un ayuno a fin de que el pueblo se humillara delante De Dios y buscara su rostro. Ellos necesitaban saber el camino que deberían tomar, por su protección y por la protección de los pequeños.

 

Como familias ayunamos porque necesitamos saber cuál es el camino correcto para nuestras vidas, no necesitamos ser confundidos respecto a nuestro futuro o a las decisiones que debemos tomar.

 

Ayunemos para decidir y así ayudar a nuestros hijos a conocer a Dios de una manera personal, mostrándoles que Dios interviene en los asuntos de los hombres cuando le buscamos en oración y ayuno.

 

En la Biblia encontramos varios ejemplos de cómo el pueblo, por familias , oraba y ayunaba delante De Dios para pedir su guianza.

 

Esdras Ora y ayuna por los pequeños que iban a acompañarlos en este largo viaje de regreso a la tierra prometida, piden protección y cuidados de parte De Dios; una generación completa estaba en peligro y Esdras veía el potencial de la siguiente generación.  Así nosotros debemos de ayunar y orar en familia para que el potencial de la siguiente generación y generaciones no se pierda sino que logre el plan y el propósito de Dios para sus vidas.

 

Dios siempre está atento a nuestra súplica. La respuesta de Dios a Esdras lo registra el verso 31:

"Durante todo el trayecto Dios nos acompañó y nos libró de nuestros enemigos y asaltantes".

 

Cuando como familia no sepamos que hacer, que decisión tomar practiquemos el ayuno, le estamos mostrando a Dios, como lo hizo Josafat: "no sabemos que hacer y a ti acudimos" (2 de Cronicas 20:12. NTV).

Por David Meneses

¿Por qué ayunamos?

Pero este género no sale sino con oración y ayuno”.

Mateo 17:21 RVR 1960

 

Introducción

El ayuno sin oración es una dieta para el cuerpo, sólo con un efecto físico para el que lo realice. Pero un verdadero ayuno tiene resultados sobrenaturales cuando va acompañado de la oración. La oración es la comunicación directa con Dios a través de nuestras palabras, es parte de nuestra vida espiritual. Dios no puede hacer nada en la tierra si no es a través de nuestras oraciones, éste orden está establecido por el Padre al coronar a Jesucristo como Rey de Reyes y Señor de Señores, sujetando toda autoridad bajo sus pies. Jesucristo nos da la garantía que si pedimos cualquier cosa conforme a la voluntad del Padre en su nombre, él nos iba a responder. Así que tenemos la gran oportunidad y la base legal para establecer el reino de los cielos en todas las áreas de nuestras vidas al utilizar estas llaves para tener los cielos abiertos a nuestra oración y la respuesta oportuna a nuestro clamor. El ayuno y la oración caminan juntos. Entonces ¿Por qué ayunamos?

 

1.   Ayunamos para crucificar nuestra carne

 

Nuestra carne es la naturaleza caída de nuestra vida y tenemos que debilitarla para que nuestro espíritu se fortalezca. Jesucristo nos enseñó en esta tierra, que si queríamos ser verdaderamente sus discípulos teníamos que tomar nuestra cruz cada día. El apóstol Pablo también nos refiere que nuestra carne funciona egoístamente y tiende al pecado a través de los pleitos, las iras, las contiendas, los pecados sexuales, los chismes, la idolatría, la manipulación y cosas semejantes. En Isaías 58, Dios confrontaba al pueblo de Israel por la forma egoísta y equivocada por la cual ayunaban. Por eso, ayunamos para debilitar nuestra carne y someterla al Espíritu de Dios a través del abstenernos de ciertos alimentos, pero enfocados en una actitud de oración, arrepentimiento y acciones que nos lleve a crucificar nuestra carne: perdonar en vez de guardar resentimiento, consagrarnos y abandonar pecados, dejar de murmurar y honrar, alabar en vez de quejarnos, bendecir en vez de maldecir. El ayuno se hace de forma natural para tener efectos sobrenaturales: la trasformación de nuestro corazón, la renovación de nuestra mente y la tenacidad de nuestro carácter. 

 

2.   Ayunamos para humillarnos delante de Dios

 

En 2a Crónicas 7:14 Dios nos da la condición para responder nuestras oraciones: humillarnos y arrepentirnos. Ayunamos para que Dios nos confronte con la verdad de su amor, nos limpie de todo pecado y nos transforme. Humillarnos nos es llamar la atención para nosotros mismos, es poder romper el egoísmo de nuestra carne y buscar la voluntad de Dios para nuestras vidas, nuestras familias, nuestra ciudad y todo nuestro país. El ayuno nos lleva a acciones que reafirman nuestro arrepentimiento. Al humillarnos y arrepentirnos abriremos el cielo sobre nuestras vidas, nuestra familia y sobre nuestra nación. Hay un doble efecto para el que ora y ayuna de esta manera: primero Dios cambia la realidad; y segundo, Dios cambia al intercesor. 

 

3.   Ayunamos para establecer la voluntad de Dios aquí en la tierra

Dios está obligado a responder nuestras oraciones cuando nos humillamos y nos convertimos de nuestros malos caminos. Reafirmamos, el ayuno nos debe de llevar a actuar para hacer la voluntad de Dios. En la base legal de ésta promesa: Dios perdonará nuestros pecados, abrirá los cielos y sanará nuestra tierra. Los resultados son gloriosos, Dios establece su reino y su voluntad en nuestra vidas, junto con todos los beneficioes que esto significa. Orar y ayunar humillándonos ante Dios abre el cielo mismo a nuestra oración.

4.   Ayunamos para conocer la voluntad de Dios para nuestras vidas.

En Daniel 10:1-3 encontramos esta gran verdad. Daniel ayuno por el lapso de 21 días, hasta que recibió la respuesta de parte de Dios. Es conocido que Daniel era un hombre de oración, su hábito era conocido por todo el imperio, oraba 3 veces al día: por la mañana, en la tarde y en la noche. Pero, cuando busco la respuesta de parte de Dios ayuno. Ayunar, como lo hemos comentado debilita nuestra carne pero fortalece nuestro espíritu. Al orar y ayunar entramos a la dimensión espiritual de la revelación de parte de Dios para poder tomar decisiones sabias y entendidas de los tiempos que estemos viviendo. 

 

Conclusión

El ayuno es parte de nuestra vida espiritual de oración, pero cuando somos intencionales en humillarnos, arrepentirnos y buscar la voluntad de Dios en nuestras vidas, veremos resultados sobrenaturales trayendo el reino de los cielos a todo lo que hemos clamado. 

 

 

 

Por  Israel Téllez

 

 

    

Emprender en tiempo de Crisis

“Acuérdate del Señor tu Dios. Él es quien te da las fuerzas para obtener riquezas, a fin de cumplir el pacto que les confirmó a tus antepasados mediante un juramento”

Deuteronomio 8:18 NTV

“…De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente”

Hebreos 6:14 RVR 1960

Introducción

Unas de las cosas más sorprendentes de vivir una vida de fe es activarla, ejercerla y experimentarla. La fe no tan solo nos lleva a confiar en Dios, sino nos lleva a transformar nuestra realidad a través de la acción. La fe sin acción es pura pasión. De vital importancia es poder explotar nuestra fe creativamente para enfrentar toda crisis. La fe en Dios trae los recursos, la provisión y la respuesta a todas nuestras necesidades. La fe, activa la promesa de Dios que nos da fuerzas para obtener riquezas y ser multiplicados en todo lo que emprendamos. A través de la fe te puedes levantar con la seguridad que tendrás la dirección, la bendición y todo el respaldo de parte de Dios. Pon en acción tú fe para emprender las mejores empresas de tu vida. 

¿Cuál es tu Zona Cero?

El 11 de septiembre del 2001 en un radiante mañana en la ciudad de Nueva York, en los Estados Unidos de Norteamérica derribaron las Torres Gemelas a través un atentado terrorista donde estrellaron 2 aviones contra las colosales construcciones; murieron 3,016 personas y resultaron heridas otras 6,000. El impacto sobre el mundo fue de tal magnitud, que la historia moderna cambio a través de ese suceso. 

Los canales de televisión de todo el mundo trasmitían una y otra vez los impactos de los aviones sobre cada una de las torres, los derrumbes de las mismas y la zona de destrucción denominándola: Zona Cero. Éste concepto surge como el suelo o la zona inmediatamente arrasada después de una explosión nuclear, el epicentro de un temblor o una tragedia similar. Sin embargo, lo que fue un lugar de muerte, tragedia, dolor, desesperanza e incertidumbre, ahora se levanta como un imponente lugar de honra, de memoria, de prosperidad y de fortaleza que se representada en la Torre de la Libertad hoy denominada One World Tarde Center. 

¿Cuál es tu Zona Cero?¿Cuál es tu tierra arrasada? Puede ser la pérdida de un familiar, el fracaso de tu matrimonio, la quiebra de tu empresa, la ruina económica por la falta de trabajo, la traición de un amigo, el abandono de colaboradores, una enfermedad grave, la rebeldía de un hijo, el abandono de tu pareja, una injusticia legal, un chisme que allá destruido tu reputación o cualquier cosa que te haya saqueado tu amor, tu ánimo, tu salud o tu fe. 

Las personas se levantan a la acción través de una gran tragedia o a través de una gran inspiración. La Zona Cero es determinante para que actives la fe que hay dentro de ti y convertirla en una Torre de Libertad. La fe enfrenta la ruina y la destrucción sabiendo que Dios tiene el poder de levantarnos todas las veces que sean necesarias. Tienes el poder a través de la fe de emprender algo totalmente nuevo. 

“Pues estoy a punto de hacer algo nuevo. ¡Mira, ya he comenzado! ¿No lo ves? Haré un camino a través del desierto; crearé ríos en la tierra árida y baldía”

Isaías 43:9 NTV

Se necesita creatividad para emprender 

Las dificultades cómo las crisis son impulsores vitales para la creatividad. Las empresas que sobreviven son aquellas que innovan, porque ven una oportunidad en el presente y miran al futuro. En este tiempo hay empresas que siguen trabajando e innovando en ofrecer sus productos o servicios. Pero también, otras compañías o personas que hay llegado a su Zona Cero, donde se han derrumbado o han tenido que cerrar. Pero lo importante de la creatividad es no pararse. Una idea revolucionaria viene por una disciplina de intentos. Por eso, la fe es creativa y no busca atajos, enfrenta el presente pensando en el futuro. 

Piensa la forma en que puedes innovar tu empresa, tu servicio, tu trabajo o tu producto, o si es necesario cambiar de rumbo radicalmente, pero no te pares, innova. La creatividad tiene el poder para reinventarse y renovarse. Considere que el mundo ya cambio, enfóquese en trabajar creativamente para los próximos 3, 5 y 10 años.  

Se honesto en tu emprendimiento

La honestidad es vivir en la verdad. Maneje su empresa, su servicio o su producto honestamente. Estudios de mercadotecnia demuestran que si usted ofrece un buen servicio ganara 16 clientes más, pero si usted ofrece un mal producto o mal servicio perderá 63 clientes. En este aspecto, la honestidad siempre ganará un cliente y en tiempos de crisis es mejor tener un cliente que ventas. La razón principal es porque las ventas son relativas, los clientes no. El mundo se está moviendo para vender todo lo que se pueda, pero lo que permanecerá son las marcas o compañías que honran sus valores y mantienen a sus clientes satisfechos. ¿Cuál es el valor agregado que da a sus clientes?

Podemos saber mejor que nadie lo que representa un buen servicio de telefonía o mantener una cuenta de banco en una institución, al fin y al cabo las calificamos por su servicio y su atención hacía nosotros. Si te has cambiado de compañía, sabes claramente la razón de la importancia de la honestidad de un servicio o producto. 

Lo mismo se puede trasladar a las relaciones, se honesto contigo mismo y con los demás, no te engañes, ni tampoco engañes a los demás. Si eres papá o mamá se honesto al dirigirte a tu familia, al amarlos y establecer los límites que traen una verdadera libertad y gozo a tu familia. Si eres soltero tienes que saber que la honestidad es uno de los fundamentos para establecer una relación, o si estás casado o casada sabrás que la fidelidad es un cimiento fuerte en tu matrimonio. Estos ejemplos dependen totalmente de vivir en honestidad. 

Renuévate una y otra vez

La renovación tiene que ser una disciplina constante, porque los cambios siempre aparecen. Las personas como las compañías que se mantienen vigentes son aquellas que se adaptan a los cambios. La renovación es enemiga del conformismo o la mediocridad. El apóstol Pablo escribía a los romanos que no se conformarán a este siglo, sino que se transformarán por medio de la renovación de su entendimiento (Romanos 12:2). La renovación rompe estructuras mentales. 

Posiblemente tus clientes venían a tu negocio, pero si tú cambias tu mente puedes llevar tu negocio a tus clientes. 

Conclusión

No tengas miedo de fracasar, todo emprendimiento necesita intentos, errores, redirecciones, enfoque. Lo que no  puedes hacer es quedarte en tu Zona Cero, tienes la promesa y el respaldo de Dios para bendecirte y prosperarte. La habilidad de hacer riquezas está dentro de ti, pero no olvides el propósito principal de emprender algo es para levantar una Torre de Libertad y no una prisión de oro. 

¿Cómo sanar nuestra nación?

 

 

Este país nuestro, tan amado y tan golpeado, tan deseado y tan ultrajado, tan rico y tan pobre, tan lleno de esperanza y a la vez tan abandonado; ésta, nuestra nación llamada a la grandeza y empequeñecida por quienes nos gobiernan, se está muriendo lentamente y se debate entre la injusticia, la inseguridad, el miedo y el coraje de no poder cambiar su condición. 

¿Qué tenemos que hacer los mexicanos, para que esta situación se revierta? ¿Qué tengo que hacer para que esta condición cambie?

La Biblia nos da la clave para hacer que a nuestro alrededor las cosas cambien porque ¡Sí HAY ESPERANZA!, en Crónicas 7: 14 dice así: "si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi Nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo OIRÉ desde los cielos, y perdonaré sus pecados, Y SANARÉ SU TIERRA".

 

Aquí esta lo que tú y yo tenemos que hacer para que Dios, El Todopoderoso, intervenga y con su ayuda las cosas empiezan a cambiar en este país. La Biblia nos enseña cuatro cosas que tenemos que hacer, y este es un llamado a ti, para que te unas a nosotros en esta búsqueda, Dios haga cosas maravillosas y nuestra nación sea sanada.

  • Primero: Debemos humillarnos

El humillaras es reconocer que "en nuestra propia fuerza" no hemos podido gobernar nuestra vida y que vivimos lejos de Dios. El humillarse nos lleva a estar de rodillas delante de su Majestad y pedirle ayuda. Hoy más que nunca necesitamos un cambio verdadero y eso solo se logra cuando estamos en la presencia de Dios.

  • Segundo: Debemos orar

La ORACIÓN es poderosa, y es necesario que lo practiquemos para entrar en comunión con Dios a través de Jesucristo; cuando se desarrollaba la segunda guerra mundial e Inglaterra iba a ser invadida por los alemanes, el primer ministro Winston Churchill, convocó al país a un periodo de ayuno y oración pidiendo a Dios Su misericordia para que no fueran invadidos y de una manera sobrenatural el alto mando alemán cambió los planes e Inglaterra no sufrió tal invasión. 

La oración es fundamental para que Dios intervenga de la misma manera, que lo hizo en el pasado. (Hebreos 13:8).

  • Tercero: Buscar el rostro de Dios

Dios quiere tener comunión, intimidad con sus hijos, El quiere que todos le busquemos hasta entrar a Su presencia y delante de Él poder pedir que esta tierra sea sanada. Así que, busca su rostro y entra a Su presencia.

  • Cuarto: Dejar los malos hábitos

El dejar los malos caminos es fundamental para que haya un encuentro con el Autor de la vida. El ser humano tiene acciones que lo alejan del amor de Dios, y para poder estar en Su presencia, es necesario que cambiemos. La Biblia lo llama arrepentimiento. Eso es lo que tenemos que hacer como mexicanos, arrepentirnos de nuestros malos caminos y volvernos a Dios. ¡En Él hay esperanza!

Si lo hacemos Él promete tres cosas: oír nuestra ORACIÓN, perdonar nuestros pecados y sanar nuestra tierra. ¡Estoy convencido que si nos unimos y lo hacemos Él intervendrá y establecerá Su justicia aquí en México!  ¡Levántate! México te necesita.

ORACIÓNPadre, en el Nombre de Jesús, te doy gracias porque sé que escucharás mi oración. Te pido PERDÓN por mis pecados y ayuda para que sanes esta nación. Para que se establezca TU justicia entre nosotros y para que haya bienestar y bendición en México. Gracias por tu amor. En el nombre de Jesús. Amén.   

Creativos en cuarentena

Es impresionante la cantidad de pensamientos e ideas que a lo largo del día se generan en nuestra mente y corazón, muchas de ellas pasan desapercibidas o son minimizadas, sólo unos pocos tienen el hábito de escribirlas, pero la gran mayoría usa la memoria como su principal herramienta, lo cual es poco confiable en un mundo tan ajetreado.

Dios te revela sus secretos y sus pensamientos diariamente, los cuales guían , conducen y potencializan tu caminar por esta vida; los sueños que Dios pone en ti, son promesas que impactarán generaciones. 

Se piensa erróneamente que la creatividad es solo para los artistas  y encasillan ese gran potencial para unos cuantos, pero cuando sabes que Dios puso ese don en ti  para materializar sus ideas, tu enfoque cambia y comprendes que ser creativo tiene un gran propósito.

"¡Entonces veremos en qué quedan sus sueños!", fue la frase que, en una crisis de envidia, usaron los hermanos de José antes de tirarlo a una cisterna. Ese acto de injusticia fue planeado después de escuchar de su propia boca los grandiosos sueños que Dios había sembrado en su corazón. (Genesis 37)

No sabemos cuánto tiempo pasó dentro de ese ambiente húmedo, oscuro, deprimente y lleno de incertidumbre, pero sin dudarlo para José fue una eternidad.

En un caso similar, esta pandemia llegó tan sorpresivamente, que nos encerró en un estado de incertidumbre, donde el miedo y el temor son los encargados de eliminar cualquier intención tuya por ser creativo y materializar las grandes ideas que tienes en tu corazón. 

¿Qué debes hacer ante tal situación ?

Los tiempos difíciles no deben ser un obstáculo para desarrollar tu creatividad, sino todo lo contrario, toma todos esos sueños y da pasos de fe.

  • Pasó 1: Comienza llevando un registro de cada uno de los proyectos ideas y sueños en una libreta. Trata de poner cada detalle, de esa forma garantizarás que tu memoria a corto plazo no los elimine. Así dispondrás de un gran catálogo de objetos, ideas de negocio, escritos, dibujos, discursos, recetas de cocina, etc.
  • Pasó 2: Ahora escoge uno y pon manos a la obra, usa cada recurso que tengas a la mano para desarrollarlos, y si no lo tienes, seguro encontrarás la forma de suplirlo. Recuerda que Dios se encarga de darnos todo lo que necesitamos cuando hay un propósito de por medio. 
  • Pasó 3: Da un paso de fe y muéstralo al mundo, cada una de esas ideas tiene el potencial de impactar a más personas, permite que tu creatividad  provoque conexiones de las multitudes con Dios. 

José permaneció firme ante las situaciones adversas, con su historia comprobamos que los sueños de Dios no tienen fecha de caducidad, resisten el paso de tiempo y aún las más feroces dificultades para ver su cumplimiento. Al final, estos dieron la pauta para que toda una nación experimentará el poder, validez y fidelidad de Sus promesas.

Jorge Aburto 

¿Por qué Dios no me responde?

¿Has pasado por momentos en tu vida, en los que por más que ores, no encuentras respuesta de parte De Dios?

Si tu respuesta es si; ¿Cómo te has sentido? ¿ Qué pensamientos cruzaron por tu mente? 

 

Seguramente tuviste algunos de estos pensamientos: 

  • ¡Dios no me ama, no me responde y solo tengo este gran silencio!
  • ¿De verdad existes Dios?¿Dónde estás cuando más te necesito?
  • ¿Qué pasa? ¿No soy tan bueno para que me contestes? 

Y así podríamos seguir pensando, tratando de buscar la causa por la cual Dios no responde a tu clamor. Algunos pensamientos pueden acusar a Dios, otros te acusan a ti y quizás otros ataquen a tus líderes.

 

Pero sea cual sea el pensamiento que te asalte, la falta de respuesta siempre te deja en una posición débil en cuanto a tu fe.

A través de este escrito trataré de responder la pregunta : ¿Por qué Dios no me responde?

 

Primero quiero dejar bien en claro que los oídos de Dios siempre están abiertos a la oración de sus hijos, El lo declaró así en Su Palabra. En el Salmo 34:15 dice:”Los ojos del Señor están sobre los justos, sus oídos están atentos a su clamor”( NTV). Dios siempre escucha nuestras súplicas, ruegos y oraciones pero no todas las contesta; ¿por qué? Pueden existir varias razones:

1. No es el tiempo adecuado para responder tu petición

En Eclesiastés 3:1 “Todo tiene su tiempo, y todo lo que se quiere debajo del sol tiene su hora”. Muchas veces nuestro clamor y oración a Dios se da porque tenemos una emergencia, algo urgente en nuestra vida. Y claro que cuando las cosas son urgentes para nosotros queremos que Dios nos responda de la misma manera. Y muchas veces Dios está utilizando esa situación o circunstancia para llamar nuestra atención y que volvamos nuestro rostro hacia Él. Y así pasa el tiempo, cuando Él responde no es el tiempo en el que nosotros lo queríamos.

 

2. Es un tiempo de prueba de nuestra fe

Si, porque Dios prueba nuestra fe. El ejemplo que podemos ver en la Escritura es en Genesis 22, en este capítulo Dios le pide a Abraham que sacrifique a su hijo  como una prueba de que su amor y obediencia hacia Él son incondicionales. 

Era un momento difícil, las pruebas eso es lo que son. 

 

El apóstol Pedro nos enseña que “Dios nos protege con su poder” hasta que recibamos su salvación pero mientras tanto estas pruebas demostrarán si nuestra fe es auténtica. ( 1 de Pedro 1:5-7).  Aunque te parezca que Dios no te está respondiendo en realidad lo que está sucediendo es que tu fe está siendo probada para que salga en alabanza, gloria y honra para tu vida.

 

Porque pedimos  mal

En los momentos difíciles muchas veces no te acercas  a Dios con humildad, la actitud que tenemos es pensar : " como Tú eres Dios y Tú todo lo puedes, tienes que contestarme". Es verdad que su palabra nos enseña "Que todo lo que pidamos en Su Nombre Él lo haría "pero debes tener la actitud correcta, pedir con humildad.

 

Santiago, el apóstol, nos dice:

"Dios se opone a los orgullosos, pero brinda su ayuda a los humildes".

Por eso obedezcan a Dios. (Santiago 4:6b-7). 

Cuan importante es tener una actitud correcta cuando te acerques a Dios, Él es bueno y misericordioso.

 

Porque lo que pides es diferente a lo que Dios tiene para tu vida.

Dios tiene un plan y un futuro para tu vida, así lo declara el profeta Jeremías en 29:11, pero muchas veces tú quieres que Dios se adapte a tus planes y no tú adaptarte a los planes de Dios. Entonces ¿qué debo hacer? 

 

Lo más importante es que estes en comunión con Él diariamente, que seas obediente a su palabra y a la voz de Su Espíritu dentro de ti. 

 

Dios ha prometido guiarte todos los días de tu vida, así que en los momentos de prueba o dificultad tú sentirás y verás como Dios te guía.

 

Dios siempre tiene para ti algo mejor de lo que tu estás pidiendo. Abraham pedía un solo hijo, ese era su clamor a Dios, pero Dios le respondió que "su descendencia sería tan numerosa como las estrellas del cielo".

 

CONCLUSION.

Lo que Dios busca de ti es que confíes en el de todo tu corazón, de toda tu mente y con todas tus fuerzas. Que Creas que Él hará lo mejor para tu vida en todo tiempo. Si permaneces creyendo de esta manera aunque su respuesta tarde, está llegará.

 

 

 

Cuando los hijos se van

 

Muchas familias han pasado por el momento traumático, cuando un hijo abandona el hogar; son momentos de angustia, temor, frustración y todo un cúmulo de emociones encontradas.

La edad más común en la cual los hijos abandonan el hogar paterno es durante la adolescencia, que son los años de mayor rebeldía, y donde suceden constantemente cambios físicos, mentales y emocionales.

Es por eso por lo que suelen surgir bastantes conflictos entre padres e hijos, y puede ser que para los chicos estar en casa con sus progenitores suponga un problema, por lo que deciden que la mejor opción es marcharse de hogar.

Esto supone un acto de rebeldía y rechazo ante la autoridad que significa la figura Paterna. Irse de casa es una forma de protestar.

Los motivos por los cuales un hijo adolescente decide irse de casa pueden ser muchos, casi siempre esta decisión no es madurada, sino fruto de un acto rebelde sin pensar en las consecuencias que se derivarán de esta acción. 

Algunas de las motivaciones que llevan a un adolescente a marcharse de casa pueden ser:

  • En respuesta a un estilo de educación autoritario, en el que los padres imponen sus normas sin más.
  • La separación de los padres también puede ser el motivo para que el adolescente huya de esa situación que para él/ella resulta desagradable.
  • En otras ocasiones puede ser porque sientan vergüenza por algo que hayan hecho y no quieren enfrentar.
  • Por el simple hecho de llamar la atención de sus padres, porque necesiten más cariño y atención.
  • Aun las situaciones de adicción cada vez más frecuentes, son motivo para abandonar el hogar.

En Lucas 15: 11-32 encontramos la parábola del hijo pródigo, es decir un joven que se va de casa, nos enseña tres puntos importantes qué los Padres debemos hacer cuando tenemos un hijo pródigo.

Deje que asuma las consecuencias

Lo que finalmente salvó al joven en la parábola fue que llegó a tal punto de desesperación en su vida que empezó a desear ardientemente lo que sabía que podía encontrar en la casa de su padre.Como padres, hemos pasado toda una vida facilitando el camino a nuestros hijos, sin embargo, en algunas oportunidades, debemos hacernos a un lado, aunque sea un poco y permitir que aprendan las lecciones de la vida, pues algunas veces el dolor es parte del proceso de crecimiento.

Viva el perdón

Perdone a su pródigo. Lo cierto es que debemos perdonarlos aun cuando continúen hiriéndonos. ¿Cuál es la alternativa contraria al perdón? El rechazo. Este generalmente trae consigo aislamiento, amargura y un fuerte distanciamiento de aquellos a los que intentamos atraer. El perdón nos permite continuar amando.

 A pesar de la desilusión, respalde, y confirme su amor incondicional

Hagamos del hogar ese lugar acogedor al que nuestros hijos pródigos quieren regresar. ¿Qué piensan sus hijos cuando van camino a casa, y han tenido dificultades en la escuela o problemas personales?, ¿quisieran desaparecer?, ¿tienen temor de regresar a la casa?, o ¿saben que, en lugar de ser juzgados, podrán llorar en nuestro hombro y ser consolados?

La religiosidad señala, condena, juzga y critica. Jesús come con los pecadores, se compadece de ellos, los busca, los toca, los abraza, los consuela, y los perdona. En esto consiste el amor, no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que Él nos amó primero. Es con este amor que debemos amar a nuestros pródigos.

Matrimonios inmunes al Covid

 

 

La llegada del Covid cambió drásticamente la vida y la rutina en nuestros hogares. Después de tantos días en confinamiento, muchas personas se han sentido ansiosas, inseguras y estresadas ​​mientras tratan de adaptarse a una vida de encierro. Es de esperar que tarde o temprano, los miembros de la familia manifiesten su frustración a las personas que viven en casa. El ejemplo mas común es el roce entre las parejas. De entrada, el matrimonio ya está llenos de desafíos pero ahora el virus ha agregado un factor de tensión mayor a la vida marital.  

Para muchos, estar juntos en casa todo el día parecía una bendición, pero a la larga ha dado paso a malentendidos e interacciones disfuncionales incluso, para los matrimonios que ya venían cargando en el pasado con unas serie de desacuerdos, sus problemas personales se han magnificado. 

Mantener un matrimonio saludable e inmune durante la cuarentena,  debe ser una alta prioridad para todas las parejas. Hay que aclarar que no hay respuestas fáciles ni soluciones rápidas para este mal así que, debemos ir a la palabra de Dios para saber cómo crecer y resolver este asunto. Si bien no podemos controlar lo que sucede fuera de nuestro hogar con la amenaza del Covid, sí podemos ejercer una influencia positiva en lo que pasa dentro de nuestro hogar. Recordemos que nada puede entrar a nuestras casas si nosotros no le damos autoridad para que entre así que, veremos algunas cosas que nos ayudarán a qué nuestro matrimonio se fortalezca en los tiempos de Covid. 

La oración

Durante esta pandemia nos dicen constantemente que nos protejamos lavándonos las manos, sin tocarnos la cara y practicando el distanciamiento social. Sin embargo, estas tareas no necesariamente nos protegen de la angustia emocional, mental y espiritual que estamos enfrentando. Esta es la razón por la cual la oración es tan crítica en este momento. La oración siempre nos sitúa fuera de las circunstancias para recordarnos que el control de todo lo tiene Dios. Pablo enseñó esto a los Filipenses a quienes exhortaba a no vivir en ansiedad, sino en una vida de oración con el fin de que Dios guardará su corazón y su mente (Filipenses 4:6-7). La oración es la primera protección para nuestro matrimonio.

Por otro lado, hemos escuchado acerca del equipo de protección personal para cuidarse del virus. Elementos como cubrebocas, guantes y otros equipos de protección se usan como medios de defensa. También debemos de usar elementos para proteger nuestro matrimonio y que nos garanticen crear un ambiente seguro y de paz. Algunos elemento son: 

Hacer pausas

Cuando aumentan las tensiones, hay que hacer una pausa y respirar. Al pausar, debemos orar pidiendo a Dios que nos ayude a calmarnos y que podamos mostrar el fruto del Espíritu (Gálatas 5:22-23) a pesar de sentirnos frustrados, enojados o ansiosos. 

Después de este tiempo, elige una respuesta que fomente la paz.  

Ser cariñoso

¡Las reglas de distanciamiento social no aplican al matrimonio! Como pareja, hay que tomar un tiempo para conectarse y ser afectuoso en las interacciones diarias. Para vivir bien, debemos desarrollar el hábito de abrazarse por la mañana cuando nos despertamos y despedirse de manera cariñosa antes de irse a dormir por la noche. Sobre todo se debe apartar un tiempo para estar a solas, ser agradecidos y reírse mucho. 

Interactuar virtualmente con otros

Conectarse con amigos o familiares a través de FaceTime, Zoom, o una simple llamada telefónica ayudará a disminuir la tensión. Es crucial para la salud emocional estar  en contacto con las personas que son importantes para nosotros y no están en casa. También se puede interactuar de manera virtual en reuniones o estudios Bíblicos donde las personas pueden orar entre sí y hablar de su vida espiritual. En Amistad de Xalapa, hay reuniones en esta modalidad todos los días de la semana. 

Perdonar de inmediato

Debido a que somos humano, es inevitable que en algún momento durante estos días podamos decir o hacer algo que pueda lastimar a nuestro cónyuge. Tan pronto como sucedan las cosas, el ofensor debe disculparse rápidamente. Para que esto funcione, la parte ofendida también debe ser rápida para perdonar. Esto ayudará a que la relación vuelva a la normalidad y evitemos que el maligno dañe aún más la unidad (Efesios 4:32).

Al responder a todos los desafíos de manera constructiva y sobre todo, de la mano de Dios, nuestro matrimonio sobrevivirá y será inmune durante la cuarentena del Covid-19.

Entonces Jesús, mirándolos, dijo: Para los hombres es imposible, mas para Dios, no; porque todas las cosas son posibles para Dios (Marcos 10:27 ).

No tengo fe

 

Quizás te encuentras en un momento de tu vida en el que no sabes qué creer; como si las situaciones que estás viviendo y las decepciones por las que has pasado estuviesen confirmando lo que ya temías hace tiempo: no hay hacia dónde voltear, ni a quien recurrir, porque nadie ha venido en tu ayuda. Temes que nadie vendrá. Poco a poco has llegado al punto en el que te dices a ti mismo: no tengo fe. 

En tiempos así solemos buscar hasta debajo de las piedras las señales que nos ayuden a resistir un poco más; abrimos en nuestro corazón la última oportunidad para que el cielo intervenga y nos confirme que hay un Dios; recurrimos a las fórmulas y los rituales conocidos por un poco de esperanza. Y muchas veces todo esto fracasa. No tengo fe, te repites. 

A veces percibes el resultado de la fe de otros y piensas que algo debe estar mal contigo. ¿Por qué ellos sí reciben una respuesta y yo no? ¿Será que se engañan a sí mismos y todo es obra de la casualidad? A veces te convences de que esto último es cierto y prefieres voltear hacia otro lado. No tengo fe, le dices a otros.  

En este momento te pregunto: ¿en realidad no tienes fe?, ¿o simplemente no te acomodan las formas en las que otros practican la fe? Si puedes confiar en que de verdad sucederá lo que esperas, entonces tienes algo de fe. Algunos tienen fe en sí mismos, otros tienen fe en la ciencia, o en los gobiernos; hay, incluso, quienes tienen fe en que todo saldrá mal. Todos tenemos fe, y a todos nos mueve la fe; pero a veces gastamos mucho de esta fuerza enfocándola en resultados negativos, porque es más fácil perdernos en nuestros errores que celebrar nuestros logros; porque cada proyecto exitoso es resultado de muchos errores que tuvieron que ser corregidos. 

Ahora te propongo algo: cambiemos el enfoque con el que se valora la fe. Así como el éxito no se mide sólo por la gloria alcanzada en la cima, la fe no se mide sólo por las respuestas favorables obtenidas a las peticiones hechas; la fe tampoco se mide por las opiniones de otros o lo que alguien más reciba; y mucho menos por el temor de que la maldad acabe con nosotros o nuestros proyectos de vida. 

Pero vayamos un poco más allá: cambiemos el objeto de la fe. Quizás ponerla en ti mismo ha sido útil para algunas situaciones; para otras, la fe en la ciencia; incluso para algunas, la fe en los gobiernos. Pero una fe que puede crecer aún a pesar de la adversidad es la que ponemos en Dios; por el simple hecho de que todo lo demás es pasajero, y se acaba, pero Dios permanece. Si antes el Dios de la tradición o de los rituales defraudó tus expectativas, ¿qué te parece comenzar la búsqueda de un Dios en quien puedas depositar tu confianza? Alejado de atavismos, tradiciones viejas o rituales inútiles, Él está buscando la forma de atraerte hacia su corazón diciendo: “No tengas miedo, confía en mí. Yo tengo para ti un futuro y una esperanza.”  

 

LDMH

Nuestras Oficinas

  • •Avenida Xalapa #103
    Colonia Obrero Campesina Xalapa, Veracruz

Contáctanos

  • (01 228) 8 14 91 21

    815 98 45

    117 89 36

    117 89 37

    WhatsApp 2281 49 46 84

Nuestras Sedes
  • •Avenida Xalapa #103
    Colonia Obrero Campesina Xalapa, Veracruz

  • •Arco Sur #109
    Colonia Reserva Territorial Xalapa, Veracruz

  • •Bernal Díaz del Castillo #65
    Colonia Revolución Xalapa, Veracruz

  • •Libertad #2 Esq. Centenario
    Colonia Centro, Coatepec, Veracruz