Durante la ocupación francesa en México en el siglo XIX, y justo antes de enfrentar la batalla del día 5 de mayo de 1862, el General Ignacio Zaragoza, arengó a sus soldados con estas palabras: ¨Veo en sus frentes grabada la victoria¨ ante estas palabras el ejército mexicano salió a la batalla esa madrugada y durante todo el día enfrentó al ejército más poderoso de su tiempo y salió triunfador. 

Todos nosotros los creyentes en Cristo tenemos la promesa de que Él estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo, (Mateo 28:20) estas solas palabras deben de levantar nuestro ánimo cada día y enfrentarlo con la convicción de que en Cristo: ¨somos más que vencedores¨. Así que ninguna dificultad, ningún problema, ninguna enfermedad nos podrá derrotar porque Él esta con nosotros.

Yo te invito a que en este día pongas toda tu confianza en Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, porque fiel es el que prometió que estaría contigo y que nunca te abandonaría.

Las palabras que Dios trae a nuestra mente y se anidan en nuestro corazón nos proveen de fuerza extra cuando estamos pasando tiempos de dificultad, y especialmente en los momentos de inseguridad, de dolor, de tristeza que vivimos. Por ello se hace necesario que cada día apartemos un tiempo para leer Su Palabra y meditar en lo que ella trae a nuestra vida. 

Recuerda que somos importantes para Dios y que Él quiere lo mejor para nosotros. Sus planes son de bienestar y de esperanza, pero tenemos que levantarnos y pelear por nosotros y por nuestra familias.

Una actitud derrotista, pesimista ante la situación que vivimos solo traerá mas dolor y una mayor aflicción a nuestras vidas, por eso te animo hoy a que pongas tu fe y esperanza en Dios,  a que con determinación , como esos soldados que con solo su gran valor lograron una de las victorias mas importantes en la historia de México. Y si ellos lo lograron porque vieron y oyeron la convicción de su General, cuanto mas nosotros que vemos y leemos todo lo que Dios ha hecho en el pasado por su pueblo que en Él confía.

La Biblia dice: ¨ No serán avergonzados los que en El confían¨

ORACIÓN:

Padre, ayúdame en estos tiempos de dificultad a no caer en el desanimo, la derrota o el pesimismo. Que tu presencia inunde mi vida cada día. Gracias en el Nombre de Jesús, amén.