Si vemos la tierra geográficamente, notaremos que las regiones en donde el clima es templado son más extensas y los recursos naturales son casi ilimitados. Por supuesto, existen otras regiones donde el clima es muy frío, la tierra no es fértil y los recursos naturales son muy escasos. Por tanto, los países que se encuentran en las regiones tropicales al no tener un clima demasiado frío durante todo el año, no necesitan invertir en gas o petróleo para mantener calor en sus hogares, oficinas y áreas de trabajo. Es más, las frutas siempre abundan y la gente no siente necesidad de preocuparse para sobrevivir. 

 

No obstante, lo interesante es que a pesar de todo esto, estos países se destacan por ser pobres y subdesarrollados. Por otro lado, los países que no cuentan con muchos recursos naturales, tales como el norte de Europa y América del Norte, son actualmente los países más desarrollados del mundo.

Países tales como Noruega, Dinamarca, Suecia, Finlandia, durante el invierno el sol permanece apenas desde las diez de la mañana hasta las tres de la tarde, lo que obliga a la gente a soportar una larga noche fría. ¡Es sorprendente! las regiones que cuentan con pocos recursos naturales son las que más se han desarrollado.

Sucede que las personas que viven en las regiones frías de la tierra, tienen que trabajar duro para preparar la calefacción y provisiones antes de que llegue el invierno, es por eso que están acostumbrados a un estilo de vida exigente y diligente. Hoy los países más desarrollados del mundo se encuentran en las regiones frías y no fértiles. Son personas que trabajan desde muy temprano por la mañana hasta muy tarde por la noche para poder acumular lo necesario para sus necesidades básicas.

Dios bendice a personas diligentes, a hombres con ahínco; Él no bendice a gente perezosa. La Biblia está llena de ejemplos acerca de lo que todos necesitamos hacer si queremos progresar, he aquí un extracto de uno de ellos:

 

"Ve a la hormiga ,oh perezoso,   Mira sus caminos, y se sabio;   La cual no teniendo capitán,   Ni gobernador, ni señor,   Prepara en el verano su comida,   Y recoge en el tiempo de la siega su    mantenimiento"   Proverbios 6:6-8

Si queremos prosperar y avanzar, debemos ser hombres y mujeres diligentes, siendo así, alcanzaremos la bendición de Dios. México es una gran Nación, rica en recursos naturales, en tierras fértiles, en lugares y zonas donde se puede explotar dichos recursos y aprovechar al máximo lo que Dios mismo nos ha dado.

 

El problema es que somos gente perezosa, que nos gusta obtener las cosas con el menor esfuerzo posible, es imperativo que cambiemos nuestra actitud, que todos cambiemos nuestra mentalidad y que tengamos una actitud diligente, de trabajar duro, de comprometernos a hacer producir la tierra.

 

De no tener una actitud conformista, sino de reto, de desafío ante las circunstancias de la vida. Debemos de levantarnos y estar dispuestos a luchar hasta salir de esa posición, y entonces, solo entonces, lograremos hacer de México una nación próspera, soberana e independiente. Solo necesitamos empezar a cambiar de actitud y trabajar con empeño por alcanzar nuestros sueños y nuestras propias metas.

 ORACIÓN

Padre, quiero pedir que tu Espíritu venga y despierte a este país para que con toda diligencia se levante y ponga manos a la obra, para alcanzar y desarrollar todo el potencial que tú le diste. Yo quiero que empieces conmigo. Gracias, en el Nombre de Jesús, Amén.